El DNU que extiende cuarentena faculta a gobernadores a definir si autorizan salidas recreativas

Vía Eduardo "Wado" de Pedro se negoció la letra chica del decreto. Capital Federal y conurbano no tendrán salidas recreativas, tampoco los centros urbanos y conglomerados de Santa Fe y Córdoba.

El gobierno nacional delegó en los gobernadores, a través del decreto de necesidad y urgencia de prórroga de la cuarentena hasta el 10 de mayo, la potestad de autorizar o no las salidas recreativas de una hora a 500 metros de distancia del lugar de residencia. Los primeros mandatarios en descartar la aplicación de ese permiso para la Capital Federal, el conurbano bonaerense, y los conglomerados urbanos de Córdoba y Santa Fe fueron Horacio Rodríguez Larreta, Axel Kicillof, Juan Schiaretti y Omar Perotti. A través de un comunicado conjunto, estas cuatro jurisdicciones anunciaron que se limitará la autorización de paseos incluida en el DNU de extensión del aislamiento social obligatorio.

Cada provincia procedió a diferenciar, según las localidades y sus características, la conveniencia de aplicar el régimen para las salidas de esparcimiento de una hora. En aquellas localidades con baja densidad poblacional y escasa o nula circulación viral, se permitirán las salidas de esparcimiento en las condiciones que se consensúen con las autoridades municipales. Mientras que, en aquellos grandes aglomerados urbanos con circulación viral, no se habilitarán las salidas de esparcimiento de una hora, y tal como expresó el Presidente el sábado, el aislamiento social, preventivo y obligatorio se mantiene sin modificaciones.

Esta decisión fue tomada en consulta con el Gobierno Nacional. No obstante, se seguirá analizando la evolución de la tasa de contagios y, de ser ésta favorable, se evaluarán las diferentes alternativas que podrían permitir la habilitación de algún tipo de Estas decisiones se consensuarán con los respectivos intendentes municipales de cada uno de los respectivos territorios", anunció un comunicado conjunto suscripto por el jefe de gobierno porteño y los gobernadores de Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba.

A pedido de los mandatarios provinciales, el artículo 8 del DNU precisa que "las autoridades de cada jurisdicción normarán estas salidas y en atención a las condiciones epidemiológicas y a la evaluación de riesgo en los distintos departamentos o partidos de la jurisdicción a su cargo, podrán incluso determinar uno o algunos días para ejercer este derecho, limitar su duración y, eventualmente, suspenderlo con el fin de proteger la salud pública”. El artículo 8º del DNU que saldrá publicado en el Boletín Oficial establece que “las personas que deben cumplir el “aislamiento social, preventivo y obligatorio” podrán realizar una breve salida de esparcimiento, en beneficio de la salud y el bienestar psicofísico, sin alejarse más de QUINIENTOS (500) metros de su residencia, con una duración máxima de SESENTA (60) minutos, en horario diurno y antes de las 20 horas”. La norma precisa que para cumplir dicho objetivo los vecinos no podrán usar transporte público o vehicular y deberán guardar en todo momento un distanciamiento físico entre peatones “no menor a dos metros, salvo en el caso de niños y niñas de hasta 12 años” que deberán salir acompañados por un mayor que viva en su mismo domicilio.

“En ningún caso se podrán realizar aglomeramientos o reuniones y se deberá dar cumplimiento a las instrucciones generales de la autoridad sanitaria”, señala el texto y aclara que las autoridades recomiendan además el uso de cubre boca, nariz y mentón o barbijo casero. En otro pasaje, el DNU, también autoriza a los gobernadores y las gobernadoras a decidir excepciones a la prohibición de circular para determinadas actividades y servicios en forma localizada. Para ello, los partidos o departamentos en los que se quieran habilitar actividades deberán cumplir con los siguientes parámetros epidemiológicos: el tiempo de duplicación de casos confirmados de Covid-19 no debe ser inferior a 15 días, el sistema de salud debe contar con capacidad suficiente y adecuada para dar respuesta a la potencial demanda sanitaria, debe existir una evaluación positiva de las autoridades sanitarias respecto del riesgo socio-sanitario con relación a la densidad poblacional y la proporción de personas exceptuadas no podrá superar el 50 por ciento de la población del área afectada.

El decreto también explicita que, más allá de las actividades que puedan ser habilitadas en conglomerados de menos de 500.000 habitantes, "no deberán habilitarse el dictado de clases presenciales en todos los niveles y modalidades; los eventos públicos y privados (sociales, culturales, recreativos, deportivos, religiosos y otros); los centros comerciales, cines, teatros, centros culturales, bibliotecas, museos, restaurantes, bares, gimnasios, clubes y cualquier espacio público o privado, y las actividades turísticas, los parques, las plazas y similares". Debido a que los grandes centros poblacionales son considerados los lugares de mayor riesgo de transmisión del virus, todos los aglomerados urbanos de más de 500 mil habitantes no podrán habilitar excepciones de actividades y seguirán cumpliendo las medidas de aislamiento. El decreto también establece que en las jurisdicciones en las que se establezcan excepciones se “deberá implementar, en forma previa, un protocolo de funcionamiento que dé cumplimiento a las recomendaciones e instrucciones sanitarias y de seguridad, nacionales y locales”.

Esta mañana se había activado una ronda de consultas entre los gobernadores con distritos de más de 500.000 habitantes para formar un bloque ante la Casa Rosada con el objetivo de ordenar la aplicación del permiso general anunciado por Alberto Fernández para circular una hora en un radio de 500 metros a partir de mañana. Horacio Rodríguez Larreta (Ciudad Autónoma de Buenos Aires), Juan Schiaretti (Córdoba), Axel Kicllof (Buenos Aires), Rodolfo Suárez (Mendoza), Gustavo Saénz (Salta) y Omar Perotti (Santa Fe) son los mandatarios que plantearon sus reparos frente al Poder Ejecutivo Nacional ante la eventual entrada en vigencia de la medida en sus provincias por la complicación para implementar y controlar la salida de la población, incluidos grupos de riesgo.

Larreta juntó a su gabinete este mediodía en la sede del gobierno porteño en Parque Patricios. Desde allí se contactó a gobernadores de otras provincias que también se consideran afectados para el permiso masivo para circular 500 metros durante una hora. La medida sorprendió a mandatarios opositores y también oficialistas. Se iniciaron entonces gestiones ante Eduardo “Wado” de Pedro para buscar una salida ordenada al anuncio presidencial y evitar complicaciones que afecten el éxito que demostró hasta ahora el aislamiento social obligatorio en el achatamiento de la curva de contagios. El Ministro del interior se comprometió a incluir el artículo 8 del DNU de prórroga del aislamiento hasta el 10 de mayo que expliciae la facultad exclusiva y discrecional de las jurisdicciones para adaptar el permiso de salidas recreativas a las realidades locales.

Así como el Presidente federalizó la implementación de la cuarentena “administrada” al coparticipar a los Gobernadores de los riesgos sanitarios, y políticos, de abrir la actividad económica en determinados distritos de sus provincias, ahora los mandatarios lograron consensuar con Nación costos y beneficios de permitir salidas recreativas en conglomerados de más de 500.000 habitantes. Entre los Gobernadores con distritos de más de medio millón de personas hay opositores como Larreta y Suárez, de Juntos por el Cambio, pero también peronistas libre albedrío como Schiaretti y oficialistas como Kicillof, el massista Saénz y Perotti. El gobernador de la provincia de Buenos Aires había advertido, antes del anuncio presidencial, que la cuarentena se iba a mantener rígida en el conurbano donde la circulación humana ya se había desbordado en los barrios de emergencia pero también en varios centros urbanos de municipios de la zona sur. Los intendentes temen que la crisis sanitaria se potencie con la llegada de las bajas temperaturas y que el permiso de circulación recreativa anunciada por el Presidente desborde sus distritos.

Varios alcaldes ya se lo plantearon a Kicillof. “Voy a tratar de no aplicarlo”, fue la respuesta de un jefe comunal de la tercera sección ante la consulta de Ámbito. Por el momento, según informaron desde provincia, las eventuales salidas recreativas podrían implementarse sólo en "algunos distritos del interior" de Buenos Aires. Además, remarcaron que en los "diálogos" que se están manteniendo con los intendentes prima la idea de que, tal como dijo el Presidente, "el AMBA y los grandes aglomerados urbanos aún demandan una cuarentena más estricta".

Paradójicamente, o no, en el búnker político de Larreta hacen una evaluación casi idéntica a la de los barones peronistas del conurbano. “¿Para qué hizo el anuncio el Presidente si tácitamente ya estaba tolerado salir a caminar cinco cuadras con una bolsa de compras en la mano?”, se preguntaban esta tarde en Parque Patricios. Consideraban que ese permiso tácito ya existía y no hacía falta que el Presidente convocara a la población a salir una hora a la calle cuando aún no se registró el pico de contagios.

Si bien no lo expresa abiertamente, el gobierno porteño intuyen que Alberto comenzó a hacer política por primera vez desde que se declaró la pandemia. Hace una semana, Larreta confrontó a su propio electorado al intentar recluir a los porteños de más de 70 años para cuidarles la salud. Una medida que no se llegó a implementar y derivó en una recomendación y la puesta en marcha de una línea exclusiva de voluntariado para asistirlos. Pero ahora el Presidente les habilita salidas a personas mayores y otros grupos de riesgo.

DNU 408 - DNU – Prorroga ASPO - hasta el día 10 de mayo de 2020 inclusive.pdf

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario