Glosario cannábico

Secciones Especiales

En esta primera nota abordaremos el certificado GMP ( Good Manufacturing Practices por sus siglas en inglés) o Buenas Prácticas de Manufactura.

La industria cannabica avanza velozmente. Cada vez es más común leer noticias que hablan directa o indirectamente acerca de esta industria en crecimiento a nivel local e internacional.

Con este flujo de información a veces es fácil perderse en definiciones técnicas, siglas o conceptos específicos.

En esta columna nos ocuparemos de explicar de manera accesible todos estos conceptos que forman parte de la órbita del cannabis industrial.

En esta primera nota abordaremos el certificado GMP ( Good Manufacturing Practices por sus siglas en inglés) o Buenas Prácticas de Manufactura. Esta certificación es prácticamente una obligación si se quiere acceder al mercado internacional con productos de cannabis medicinal.

El GMP se explica en las cinco P:

Personas: Los trabajadores que formen parte de la empresa deberán estar capacitados específicamente para los procedimientos, con roles y responsabilidades bien delimitados.

Procedimientos: Deben estar explicados y ser claros, respetados a rajatabla; esto permitirá en caso de tener un problema en alguna etapa, identificar rápidamente cuál es la razón.

Productos y materia prima: Los procesamientos de la materia prima deben tener especificaciones nítidas en todas sus etapas, la fórmula maestra debe estar documentada así como tests periódicos disponibles en caso de auditorías.

Premisas y equipamiento: La empresa debe estar constantemente buscando la mayor eficacia y calidad posible, es importante saber por qué el equipamiento con el que se trabaja es el adecuado, la maquinaria debe estar calibrada constantemente. La limpieza, el orden dentro de las instalaciones así como en las cercanías, hasta cómo se desechan los residuos.

Procesos: Todos los procesos deben estar claramente marcados, ser consistentes y constantemente evaluados.

De principio a fin, y en todos los niveles de la empresa, la calidad debe ser alta y los controles rigurosos. Hoy en día Uruguay otorga el certificado a nivel local y espera que sea homologado con el GMP Europeo para así hacer más fácil el comercio del cannabis y derivados con el Viejo Continente.

Hace un año la empresa Fotmer Life Science radicada en Uruguay fue la primera en obtener ese certificado, siendo hoy en día uno de los exportadores de cannabis en flor más importantes del mundo. Ya habiendo exportado alrededor de 3 toneladas a Europa.

Son este tipo de certificados los que impulsan la industria dándole un aval medicinal y despejando prejuicios que arrastra la palabra cannabis hace varias décadas.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario