Charlas de quincho

Secciones Especiales

Una de cal y otra de arena

A pesar del nuevo fin de semana largo, la casi interminable sucesión de hechos no dio respiro. Entre los más extremos, el malestar en los actos centrales de Tucumán; los banderazos del interior con epicentro en San Nicolás y, como para compensar, finalmente la selección de futbol que logró calzar una sonrisa tras su triunfo en Brasil. En medio quedó la “reunión” finalmente de Cambiemos; las denuncias contra el expresidente Mauricio Macri (quiebra del Correo y armamento a Bolivia durante la caída de Evo Morales); algún traspié del jefe de Gabinete en el Congreso; más cepo para el dólar, y la muerte del senador Carlos Reutemann, entre los más salientes, aunque no lo único. Fue tanto que hasta el tema del ritmo de vacunación contra el covid casi quedó en un segundo plano en algunos momentos. Veamos:

Cabalgata

La movida del interior se venía cocinando a fuego lento, pero la restricciones a la exportación de carne aceleraron los tiempos y el 9 de Julio fueron más de 30 las manifestaciones en distintas partes del país. La central, sin embargo, fue en San Nicolás donde quedaron varias cosas en claro, aunque la principal parece ser que igual que en 2008, la batuta la siguen llevando los “autoconvocados”, incluyendo la propia Mesa de Enlace que conforman las 4 principales entidades del campo, apenas corren detrás de los acontecimientos. “Parece que no se olvidan que hace 13 años le dijeron: Con ustedes a la cabeza, o con la cabeza de ustedes, y ahora nadie quiere correr riesgos”, reconocía el titular de una entidad de segundo orden, poco antes que se conociera la Declaración de San Nicolás, en lo que parece ser apenas un paso más en los reclamos.

También pareció quedar muy claro el rechazo, que ya habían adelantado, a la participación de políticos (de cualquier partido) en la manifestación. De ahí el enojo de muchos cuando, emponchada y montando un caballo, irrumpió la exministro y la excandidata del PRO, Patricia Bullrich en medio del acto. Algunos saludaron su presencia, pero la mayoría criticó el hecho, mientras otros intentaban explicarlo vía la “necesidad” de presencia tras el fracaso de su intento de encabezar la lista del PRO en CABA.

Esa entrada triunfal, montada a caballo, envuelta en un poncho y rodeada de gauchos que la escoltaban con banderas argentinas, sucedió en un momento clave del acto central, robando no solo la atención de los asistentes sino también la cobertura periodística. Justamente lo que los organizadores habían pedido que no suceda, expresamente, días atrás.

Como sea, la protesta del campo fue organizada, en primera instancia, por un grupo de productores “autoconvocados”, que además de los líderes de la Mesa Enlace , recibieron el apoyo de un sinfín de políticos de la oposición, como el ex ministro macrista Luis Etchevehere y la propia Bullrich. En este contexto, los organizadores intentaron quitarle cualquier connotación partidaria a la proclama y por eso solicitaron en un comunicado que los políticos no interfieran en la “protesta ciudadana”, pero parece ser que la exministra de seguridad prefirió hacer oídos sordos y eso abrió una grieta dentro del propio campo.

Quejas

Mientras algunos festejaban el apoyo tácito de la presidenta del PRO al acto del campo, otros tantos volcaron su furia en las redes sociales. La mayor bronca fue que la exfuncionaria plantó bandera y terminó por convertir la proclama en un actor partidario. “Flaco favor hizo a la manifestación del campo la irrupción de Bullrich como si fuera el Chaqueño Palavecino en el Festival de Jesús María.

La convocatoria quedó eclipsada por esta señora. Son lamentables los políticos, son vedetongas”, resumió un productor agropecuario en Twitter. “Lo que queda claro, agregó otro, es que Patricia no maneja las riendas, porque cuando el caballo cabeceó, perdió la vertical”, fue el comentario sarcástico muy cerca de ella. Por supuesto que los comentarios de “color” abundaron, también porque la movida ya había comenzado la noche anterior, con muchos fogones (y jugosos asados), mientras llegaban los Gauchos de Guemes y sus montados, la imagen del Cura Brochero, y otros representantes del interior, que se movieron a San Nicolás, aunque en varias provincias hubo convocatoria.

Sin cambios

De un funcionario de alto rango en comentario a este escribidor. Señala que en la medida que se aproximan los comicios en septiembre las políticas del Gobierno se orientan a consolidar la recuperación en curso y no es esperable un cambio de rumbo relevante hasta la apertura de urnas. Los ejes de ese rumbo son tres: por un lado, acelerar lo máximo posible el programa de vacunación a fin de alcanzar un nivel de inmunidad comunitario que permita la libre circulación de personas sin riesgo sanitario. La meta es alcanzar el normal funcionamiento de la mayor cantidad de actividades a septiembre.

En segundo lugar, continuar la política de ingresos adoptada en los últimos meses, impulsando al alza los salarios con la reapertura de paritarias generalizada y acompañada de los reintegros impositivos a las remuneraciones y los complementos de bonos extra a los ingresos en general. Por último, imprimir velocidad al presupuesto de inversión pública abriendo la mayor cantidad de frentes de obra en la segunda mitad del año. Los indicadores de actividad del primer cuatrimestre del año permiten el optimismo.

La actividad, medida respecto de diciembre 2019 -momento en que asume el Gobierno-, presenta una suba general del 5,6% (EMAE), la industria un 14,7% (IPI) y la construcción un 25,6% (ISAC). Se afirma en el oficialismo la idea que se está dando vuelta la página de un lustro nefasto (macrismo+pandemia) alienta a continuar el sendero en curso sin mayores cambios hasta la compulsa electoral. El aditamento de una política de ingresos más potente, adoptado en el segundo trimestre del año, apunta a colocar al consumo interno como conductor de la recuperación

Amenazas

Inflación y dólar son las amenazas en el horizonte. En tanto la oposición política se modera, para la Casa Rosada, las patronales agropecuarias e industriales más poderosas habían tomado la decisión de confrontar abiertamente con el Gobierno. Se cuestionaba el impulso a la reapertura de paritarias, la regulación sobre el mercado de carnes y el cambio de régimen en la administración de la logística de las vías navegables linderas a la pampa húmeda. Este enfrentamiento que, asumió carácter explícito en los últimos días, se viene desarrollando en forma más larvada desde el comienzo del año a través de una suba de precios sostenida.

A la presión inflacionaria se ha agregado el aumento de demanda de dólares financieros en los mercados cambiarios alternativos, dólar-MEP, dólar CCL, haciendo trepar el volumen y la cotización. El valor de dólar CCL aumentó desde $155 a fines de abril a $167 en los últimos cierres de principios de julio (7,7%) La fuente marca este comportamiento desdoblado del empresariado. La cúpula que presiona en precios y dólar, respecto de agentes económicos medianos que han producido una corriente de inversión privada que traccionó el crecimiento del PIB en el primer trimestre del año. La demanda de dólares financieros y la tensión inflacionaria tienden a formar parte de una pinza política sobre el Gobierno.

La economía presenta todas las ventajas para un despegue fuerte, sin embargo, emergen estas resistencias inexplicables desde la razonabilidad técnica. Desde el lado de la oferta la mano de obra y la energía están disponibles a costos compatibles con la producción y desde el costado de la demanda el Gobierno apuntala el consumo. Conclusión: la proximidad de las elecciones induce a evaluar que el Gobierno no modificará el rumbo descripto: vacunas+plata en la calle, e intentará sortear con intervenciones coyunturales el ataque especulativo de precios+dólar. En ese último camino se inscriben.

Uno: las distintas canastas alimentarias reguladas puestas en el mercado de consumo, con cambios en la oferta a través de intervenciones en la disposición de los productos en las góndolas y próximamente con la exhibición frontal del precio etiquetado. Dos: las medidas de la CNV acotando el volumen permitido de negociación de títulos públicos emitidos bajo legislación extranjera de modo que se reduzca la actividad en el mercado de CCL en favor el mercado MEP. Este último no disminuye las reservas en tanto el saldo final permanece en cuentas locales. Es de esperar intervenciones regulatorias puntuales de la Secretaría de Comercio y el Banco Central, sin modificaciones estructurales en lo que resta del año.

Fumata

A pesar de la no demasiado lucida cabalgata, la exministro de Seguridad de Macri tuvo tiempo para asistir a la “fumata” donde se iba a oficializar su -forzado- paso al costado. Ya días antes hubo una señal contundente cuando la fuerzas de Cambiemos acordaron la realización de PASO en la Ciudad que comanda (ahora con mano férrea), Horacio Rodríguez Larreta. El hecho no era menor ya que era la condición que había puesto el representante de Republicanos Unidos (RU), Ricardo López Murphy, para “no ir por afuera”, y participar con lista propia. Así las cosas, se allanó el camino para que la exgobernadora, María Eugenia Vidal encabezara la lista de “unidad” de Cambiemos, que competirá en la PASO con López Murphy, y el revuelo no es menor ya que, ante esto, varios radicales retomaron su contacto con el exministro.

Para algunos, es la forma en que HRL se sacó de encima al propio Macri, vía su delfín, Patricia Bullrich. Y, si bien Vidal no es la mejor candidata para la Ciudad (incluso se dice que, además de los malhumorados con Cambiemos, muchos de los votos de Bullrich, que culpan a Vidal por la “baja” de su líder, terminarían ahora en manos de López Murphy), el jefe de Gobierno termina ganando por sumatoria, y por “consistencia”, dadas las características del exministro de Economía, pero también de Defensa. Y algo de eso debe haber, dada la incorporación, a último momento, del junior Martín Tetaz a las filas vidalistas, con lo que creen que dará a la exgobernadora la cuota de economía que le falta. Lo que tal vez no saben lo que se lo propusieron, es que Tetaz fue alumno del “bulldog” en La Plata, por lo que lo conoce muy bien.

Mientras tanto, el expresidente, que puso distancia “prudencial” con su viaje a Europa, entre otras cosas, para presentar su libro (1º Tiempo) en España (desde donde sigue haciendo declaraciones) y, según sus allegados, no está claro para cuándo tiene prevista su vuelta. Es que lo que en un primer momento no pasaba de una pulsada entre cuarentena de preso, si o no, se complicó luego con la quiebra del Correo y, como si fuera poco, con el affaire de las municiones a Bolivia cuando el alejamiento de Evo Morales, tema que todavía no termina de aclararse.

Vamos a terminar con un chiste federal.

Una profesora de fonética, rubia y despampanante, está cansada de los escasos progresos en una clase de hombres tartamudos, en su mayoría provincianos, que no dejan de mirarla con deseo. Así un día se planta frente a ellos y les dice: «A ver, al que consiga pronunciar correctamente el nombre de su ciudad natal le haré el amor sin frenos en la salita de aquí al lado». A los hombres se les encienden los ojos, pero se ponen más nerviosos.

«Vos, el cordobés, ¿dónde naciste?», dice la profesora. El hombre traga saliva. «Vi-vi-vi-vi-villa Ma-ma-ma-ma -maría», tartamudea.

«¡Aplazado! A ver vos, el de Río Negro, ¿dónde naciste?».

El hombre, tenso, dice: «Ci-ci-ci-ci-cipo-po-polle-lle-lle-lle-tti».

«¡A practicar! Vos, el santafesino...».

«Ro-ro-ro-ro-ro-ro-rosario».

«¡Pésimo!», se impacienta ella. «Vos, el entrerriano, ¿de dónde sos?»

«Gualeguay», exclama el hombre de un tirón, y la profesora queda muda.

«Caramba... excelente», admite. «Bueno... vamos al lado, yo cumplo con mis promesas».

En la salita, ambos se desvisten y empiezan a hacer el amor frenéticamente sobre una alfombra. A la media hora, el hombre hace una pausa, y la mira a la cara.

«¿Sí? ¿Querés decirme algo?», pregunta la profesora.

«...ch-chch-ch-ch-ch-ch-ch-ch-chú.

Dejá tu comentario