Homenaje al artista Antonio Seguí

Secciones Especiales

En Jujuy la noche de las Comadres se celebra el jueves 20 y la fecha marca el inicio del Carnaval, cuando se desentierra el diablo. Así comenzó la charla en la larga mesa de la comida que la exdiputada jujeña Cristina Guzmán y su hijo Tulio Andreussi -ambos coleccionistas de arte-, dedicaron a homenajear al genial artista radicado en Francia, Antonio Seguí, que en estos días presenta una muestra en el Museo del Bicentenario. Rodeados por el eclecticismo estético reunido por Cristina Guzmán, los invitados, coleccionistas, diplomáticos y funcionarios culturales más una bandoneonista tanguera, aprovecharon el marco ideal para hablar sobre las artes y los proyectos culturales planeados para los próximos meses.

Para comenzar, Esteban Tedesco contó sobre como inició la extensa colección de piezas contemporáneas que exhibe en esos días el Centro Cultural Borges; Tulio Andreussi elogió el verdadero museo de arte precolombino que Antonio Seguí posee en su palacete de las afueras de París. El artista, tan elegante como canchero con sus pantalones rojos, sentado en la silla Friederberg, de un surrealista mexicano, respondió con orgullo que supo prestarle sus posesiones al Museo del Louvre. La mujer de Seguí, la curadora e historiadora del arte Clelia Taricco, gestora de muestras inolvidables en el Museo de Arte Moderno porteño, las comentó con su actual directora, Victoria Noorthoorn, con la coleccionista Erica Roberts, recién aterrizada de un viaje por el Caribe Colombiano, y con la nueva presidenta de la Asociación Amigos del Moderno, Inés Etchebarne.

El diplomático Sergio Baur, director de Asuntos Culturales de nuestra Cancillería presentó en el verano una muestra de Norah Borges en el Museo de Bellas Artes, y Taricco le contó sobre uno de sus primeros trabajos, cuando en 1996 y recién inaugurado el Centro Cultural Borges, organizó una extensa muestra de la estupenda artista entonces escasamente conocida Norah Borges. Con la mayor atención escuchaba la embajadora de Francia en la Argentina, Claudia Scherer-Effosse, tan interesada en la cultura de nuestras pampas que combinó una cita para visitar al día siguiente la muestra de Norah Borges en el Bellas Artes y, a pocos pasos de allí, en la casa de Victoria Ocampo del Fondo de las Artes, la exposición gestionada por Tulio Andreussi del escultor Fioravanti, autor de importantes monumentos argentinos y también escasamente conocido. Fioravanti supo triunfar en París en la década del 30, cuando expuso sus obras en el Jeu de Pomme y recibió el elogio de los críticos más eruditos de Francia. Luego del foie recién llegado de Francia, los bocadillos de lomo de llama jujeña y los helados servidos con frutos rojos, Guzmán ofreció deliciosos bocaditos de chocolate y buenos tangos de la bandoneonista Carla Algeri, en la terraza con vista a la avenida Alvear, colmada de esculturas.

Inés Etchebarne, presidenta de la Asociación Amigos del Moderno, contó sobre su primer gran desafío: la fiesta organizada por la flamante comisión directiva para el 14 de abril. Para esa misma fecha planean inaugurar la Semana de las Artes con un happening a cargo de Sergio de Loof y con la Banda Sinfónica de la Ciudad tocando sobre la avenida San Juan. Diana Saguier, nueva presidenta del Fondo de las Artes, escuchó los argumentos sobre la importancia de que las muestras ejemplares como las de Norah Borges y Fioravanti aunque se exhibieron durante todo el verano, se extiendan unos días más para que las visiten las escuelas y los alumnos de los talleres de arte. Política, Saguier elogió las muestras, pero sugirió otros espacios expositivos. Entretanto, consultada sobre si una galerista integrará por primera vez el directorio del FNA, sorteó con habilidad el interrogante.

Northoorn invitó a sus próximas inauguraciones en el Moderno, el jueves 27, las muestras de la incomparable artista Mildred Burton y la de Santiago Iturralde, esta última, dedicada a exaltar la seducción que desde hace siglos ejerce la pintura. Activa, esbozó algunas líneas sobre los preparativos de la gran muestra de Alberto Greco y confesó su sueño: aspira a incorporar un Lucio Fontana a la colección del Museo. El escritor Carlos Gamerro intrigó a todos con la novedad de su nueva novela pronta a salir; la directora del Museo del Tigre, Graciela Arbolave, narró anécdotas de una obra de Fioravanti, ‘La lectora’, emplazada en la institución y donada por Andreussi, con quien organiza una muestra homenaje a la escultora Magda Frank, sobreviviente del Holocausto y amante del arte precolombino cuya obra se verá en 2020 en el Tigre.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario