Colonia tiene la magia de sus antiguas calles

Secciones Especiales

Fue fundada en 1680 por el maestro de campo D. Manuel Lobo. La Colonia del Sacramento ha mantenido en su área original características muy distintas del común del resto de las ciudades uruguayas. Por su origen portugués, su conformación es totalmente extraña en el Río de la Plata.
El comienzo ideal cuando uno llega a Colonia es visitar la Puerta de la Ciudadela, frente a la actual Plaza de 1811, lugar perfecto -junto al entorno histórico- para tomar las primeras fotografías de rigor. La mágica Calle de los Suspiros es un lugar desde donde uno puede escapar de la realidad que lo rodea y hacer un viaje imaginario en el tiempo, al recorrer las antiguas arterias, junto a los «negros lubolos» y las «mamas viejas» bailando el clásico ritmo de los esclavos al compás del tamboril.
Junto a las seculares ruinas del Convento San Francisco se puede apreciar el faro que ilumina la bahía. Varias casas antiguas totalmente abiertas para el turista ador-
nan las callejuelas coloniales. La Casa Nacarello y la Casa del Virrey son dos ejemplos.
Los museos se encuentran dentro de antiguas y asombrosas estructuras arquitectónicas, como en el Museo Portugués, Museo Municipal, Museo Indígena, Museo del Azulejo y Museo Español. La Iglesia Matriz (con su singular historia) es la más antigua de Uruguay. Otros imperdibles de Colonia son el Bastión del Carmen y la Plaza de Toros. Todo el que llega a Colonia promete regresar.

COMO
LLEGAR

EN AVION:
desde el Aeroparque Jorge Newbery, de Buenos Aires, vuelos directos al Aeropuerto de Carrasco, en Montevideo, o al Aeropuerto de Punta del Este.
EN OMNIBUS:
varias empresas viajan desde la Capital Federal hasta la terminal de Tres Cruces, en Montevideo, y desde allí hacia otros destinos en el interior de Uruguay. En el caso de Salto, los ómnibus que acceden desde la Argentina cruzan por el puente de Concordia hasta Salto. Algunas empresas llegan hasta Punta del Este.
VIA FLUVIAL:
buques y embarcaciones privadas pueden acceder directamente al puerto de Montevideo, al puerto de Colonia o al de Maldonado. También existen líneas de transbordadores que posibilitan el traslado de automóviles.

Dejá tu comentario