Lifestyle

¿Sirve la jornada laboral de cuatro días?

Una empresa de Nueva Zelanda hizo la prueba por ocho semanas. Los resultados fueron alentadores.

Trabajar cuatro días a la semana en lugar de cinco puede resultar tentador y algunos postulan que un día libre extra puede servir de motivación y aumentar la productividad. Para comprobar esta premisa, una empresa lo puso en práctica.

La compañía de servicios financieros Perpetual Guardian, de Nueva Zelanda, realizó una prueba de ocho semanas en la que participaron 240 empleados. Cambiaron el modelo de trabajo, es decir, el personal realizó la misma cantidad de horas semanales y con igual remuneración, sólo que con un día libre. Los resultados fueron más que alentadores.

“Lo más importante que hemos aprendido es que hay formas mejores de trabajar y que el horario tradicional semanal de 9 a 5 no es necesariamente el más productivo", afirmó Mark Jephson, Gerente general de Corporate Trusts, parte del grupo de compañías que pertenecen a Perpetual Guardian, en declaraciones que recoge el sitio BBC Mundo. Aquí, las mejoras del experimento:

  • En productividad. Para empezar, los empleados lograron, durante esas ocho semanas, hacer el trabajo de cinco días en cuatro, por lo que la productividad aumentó en un 20%. Además, no sólo consiguieron hacerlo, sino que “lo pudieron hacer mejor”, indicó Andrew Barnes, fundador de Perpetual Guardian.
  • Balance entre trabajo y vida privada. Los empleados reportaron que mejoró significativamente, precisamente del 54% al 78%. En concreto, se conectaron más con familia, amigos y con viejos hobbies.
  • Disminución del estrés. Los niveles pasaron del 45% a un 38%. Muchos trabajadores, además, dijeron haber experimentado mayores niveles de estimulación intelectual y creatividad, y sentirse más valorados por la empresa por darles más poder de decisión sobre cómo trabajar.
  • Mayor compromiso de los empleados. De acuerdo con el trabajo, aumentó un 40%, algo que los gerentes calificaron de “sorprendente”.

Pero entre los puntos negativos de la prueba están que no todos los empleados se adaptaron al cambio, por lo tanto, cuando llegó su día libre estaban más cansados de lo normal. Es entonces que prefirieron trabajar los cinco días y llevar un ritmo más lento.

Recomendaciones para aplicar la semana de trabajo de cuatro días

  • Ofrecer a los trabajadores tiempo suficiente para pensar cómo pueden trabajar de manera diferente y animarlos a que presenten sus propias medidas de productividad.
  • Empezar con una prueba y contratar consultores externos para hacer evaluaciones cualitativas y cuantitativas del proceso.
  • Establecer metas y objetivos comerciales claros para individuos y equipos.
  • Ser claro con que el objetivo de la iniciativa es mejorar las cosas, no solo en el contexto de la prueba sino también en lo que respecta a la vida social de los empleados.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario