sábado 18.8.2018
Economía
Informe de la consultora IDESA
martes 23 de Enero de 2018

El pago de intereses de la deuda ya representa un tercio del déficit fiscal

Un informe del Instituto para el Desarrollo Social Argentino (IDESA) destacó la reducción del déficit primario anunciado por el Gobierno nacional, pero alertó por el aumento del pago de intereses de la deuda.

Según el análisis de la consultora que preside Jorge Colina en base a cifras oficiales del Ministerio de Hacienda, en 2016 el déficit fiscal fue del 5,9% del PBI, conformado por un resultado primario de 4,3% y el pago de intereses de 1,6% del PBI.

Ya en 2017 el déficit fue de 6,1% del PBI, explicado por un resultado primario que bajó a 3,9%, pero con un pago de intereses que subió a 2,2%. "Es decir que el déficit fiscal subió en 0,2% del PBI debido a que la baja en el déficit primario (-0,4%) fue menor al aumento en el pago de intereses (+0,6%)", reveló IDESA.

"Los datos muestran los esfuerzos realizados en disminuir el déficit primario, pero también lo insuficiente que resultaron para compensar el crecimiento en el pago de intereses", describió el estudio al que accedió ámbito.com, que también agregó que con estos números se comprueba que "el ritmo de gradualismo adoptado es inconsistente".

Según IDESA, una de consecuencias de esta situación es el mayor endeudamiento con reprogramación de vencimientos o la temida cesión de pagos. "El pago de intereses ya representa un tercio del déficit fiscal y con proyección creciente ya que el déficit primario obliga a contraer más deuda. A menos que se esté dispuesto a un nuevo default, al pago de intereses hay que considerarlo en la misma categoría que al resto de los compromisos (salarios públicos, jubilaciones, transferencias sociales, obra pública)", advirtió el Instituto.

Los analistas consideraron que en este marco la atención no debería estar centrada en el resultado primario sino en el resultado financiero o déficit total. "Con este indicador se explicita que el ritmo de gradualidad que se le viene dando al ordenamiento de las cuentas públicas es financiera y socialmente inconsistente", recalcaron, y alertaron por la permanencia en un "círculo perverso", ya que al no reducirse el déficit se contrae nueva deuda, y así se generan más intereses los cuales superan los ahorros que se logran en otros gastos, como con los despidos en el Estado nacional y los recortes en programas sociales.

En esa línea, IDESA remarcó que el Gobierno se arriesga más con el incremento del pago de intereses. "Los costos sociales que implica asignar una creciente porción de recursos del Estado al pago de intereses superan los supuestos costos sociales que se evitan por ir a un ritmo tan gradual en el ordenamiento del gasto público", enfatizó el trabajo.

Aunque no recomiendan las estrategias de shock con "ajustes" ortodoxos, desde la entidad propusieron "avanzar de manera más decidida hacia una organización más justa y racional del federalismo y del sistema previsional" y "dejar de minimizar el impacto del creciente gasto en intereses de deuda".

0 comentarios