Ambito BIZ

Empresas trabajan en la transformación sustentable

Cuatro empresas líderes analizan sobre la importancia de la sostenibilidad en el mercado energético. Energías renovables, producción de gas controlada y promoción de energía distribuida como parte del combo.

“La energía es clave para el desarrollo de los países y para la vida diaria de las personas, por lo tanto, que sea sustentable es fundamental”, sostienen los especialistas sobre la importancia de la energía limpia. Ámbito Biz indagó a cuatro empresas líderes sobre la importancia de la sostenibilidad en el mercado energético.

Desde 2015 Argentina asumió un compromiso en el Acuerdo de París que tiene por objetivo mitigar el calentamiento global y reducir el efecto invernadero. Esto implica reducir un 15% las emisiones para 2030 y otro 15% adicional si se otorga financiamiento internacional en materia de innovación. “Estos compromisos no solo son una responsabilidad ambiental que asumió el país, sino que en el largo plazo podrían afectar su competitividad ya que su no cumplimiento podría resultar en penalizaciones”, evalúa Gustavo Castagnino, director de Asuntos Corporativos de Genneia.

Según el ejecutivo, no se trata solo “de reducir el impacto ambiental de la generación de energía sino también de una necesidad de las empresas exportadoras que deben comenzar a responder a las demandas de los consumidores en Europa, EE.UU. los mercados desarrollados”.

Desde YPF coinciden la que energía debe ser segura, confiable, competitiva y rentable y, al mismo tiempo, tiene que adaptarse y adelantarse a los nuevos desafíos. “El eje central de la estrategia de la industria está relacionado con la producción de energía que satisfaga la demanda de una población mundial creciente y al mismo tiempo reduzca las emisiones de gases de efecto invernadero”, explican desde la compañía de bandera. “Para esto, los patrones de extracción de recursos naturales, la producción y el consumo necesitan redefinirse, y esto implica un reto enorme para la planificación y sustentabilidad a mediano y largo plazo de las compañías energéticas”, completan.

Acciones

Las empresas del sector fueron modificando sus planes de negocios para que sean sustentables económicamente y rediciendo el impacto en el medio ambiente.

“Desde Edenor y como empresa de distribución de energía acompañamos todas las iniciativas relacionadas con la sustentabilidad”, explica su vocero Eduardo Mirabelli. La compañía tiene acciones específicas como la instalación de medidores inteligentes, el uso de vehículos eléctricos en su flota de trabajo y principalmente la promoción de la energía distribuida.

“Con la sanción de la ley 27424 y la creación del rol del usuario/generador, hemos activado varios casos en CABA y GBA que generan una gran expectativa de utilización de fuentes renovables dentro de nuestra área de concesión”, completa el vocero.

Enel, dueña de Edesur, participa en toda la cadena energética (generación, transporte, comercialización y distribución) y “tiene el compromiso en todo el mundo de ser 100% libre de carbono para 2050”, confían desde la empresa. La mitad de la energía que genera esta compañía en los 34 países donde opera, es renovable. “Somos promotores de la movilidad eléctrica a través de la división de negocios Enel X, que provee soluciones tecnológicas innovadoras, entre ellas sistemas de carga de vehículos eléctricos y sistemas para analizar los consumos de servicios para empresas”, explican.

Y específicamente, cuentan con un Modelo de Negocio Sostenible que engloba el cuidado del medioambiente, el desarrollo social y el crecimiento económico. “Nuestros desarrollos de negocio se enfocan en la generación de energía renovable y al fomento de soluciones innovadoras en los hogares, industrias e infraestructuras urbanas”, ratifican.

Por su parte, Genneia se dedica al desarrollo de energías renovables y cuenta con seis parques eólicos y un parque solar en operación, y cinco proyectos renovables en todo el país. Generan más del 40% de la energía eólica de Argentina y en cuanto a energías renovables son los generadores más importantes a nivel nacional, con un 20% del share de energía limpia. “El potencial de crecimiento de la industria eólica es exponencial. Argentina está entre los 3 países con mayor potencial de desarrollo a nivel mundial en generación eólica y solar”, comenta Castagnino.

En tanto, YPF cuenta con un plan estratégico que incorpora las transiciones hacia una matriz más baja en carbono con acciones enfocadas en primer lugar en producción de petróleo y gas más eficiente. También llevan adelante acciones enfocadas en el crecimiento rentable de la producción de energía termoeléctrica en base a gas natural para reemplazar fueloil o diesel y una inversión en renovables a través de YPF Luz. Para producir energía, Argentina, a diferencia de otros países como Alemania o China, prácticamente no consume carbón. “Esto hace que, en comparación, tenga una matriz más limpia que el promedio global y esta disponibilidad de gas, en gran parte, proveniente de Vaca Muerta nos abre la posibilidad de un desarrollo masivo, rentable, con precios competitivos y capacidad exportadora”, analizan desde la compañía.

Por último, se les preguntó a las compañías si el contexto de crisis afecta las políticas de sustentabilidad y en su mayoría respondieron qué si bien la situación económica afecta a todas las actividades, el compromiso se mantiene. Alguno fue más específico: “Cada vez que se cambian las reglas de juego, los actores económicos de este sector, o de cualquier otro, debemos adaptarnos y cambiar las condiciones en las que los proyectos se habían establecido. Esto no es bueno para generar inversiones” y citó el cepo al dólar que no permite a las empresas atesorar en moneda extranjera.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario