Crece el uso de la banca online en Argentina

Ambito BIZ

La independencia de no concurrir a un banco y la posibilidad de hacer trámites a cualquier hora son las variables que produjeron que haya crecido durante el primer trimestre del año 50% el uso de la banca online privada en Argentina. La región sigue la misma tendencia, incluso se proyecta que en 2019 el 48% de las operaciones bancarias serán online.

Consientes de esta tendencia que crece a diario los bancos orientan sus estrategias para mejorar sus canales de atención y servicios, incluso se piensa en unidades de negocios para los millennials, jóvenes nativos digitales que comienzan a insertarse en el sistema bancario.  

En números, los canales electrónicos ganan cada vez más aceptación entre los clientes y los propios ejecutivos de los bancos: hoy el promedio mundial de operaciones realizadas por esta vía es de 36% y en la región esa participación alcanza 27% y tiende a crecer notoriamente en los próximos cuatro años. Los datos se desprenden de dos estudios globales realizados por The Economist Intelligence Unit y patrocinados por SAP durante el segundo semestre de 2014.

Existe un número importante de operaciones simples cubiertas con las posibilidades que permiten los portales y las aplicaciones móviles. "Alguien que necesita $150 de su caja de ahorros para pagar una factura no debe ir a una sucursal bancaria", explicó Javier Colomb, Gerente de Ventas para Servicios Financieros de SAP Argentina.

En tanto, consultados por las perspectivas futuras, 8 de cada 10 banqueros concuerdan que en los próximos cinco años los dispositivos móviles se constituirán en el principal canal de operación para sus clientes, particularmente por la fuerte capilaridad que tienen en la nueva generación.

Para 2019 se espera que 48% de las operaciones bancarias latinoamericanas se realice online, 56% desde un dispositivo móvil. Por otra parte, 61% entiende que la personalización y la innovación son factores de retención claves. "Estas estimaciones no implican que los canales tradicionales vayan a perder su valor, sino que las entidades tendrán que prepararse para resolver las nuevas demanda de sus clientes", señaló Colomb.

En la industria de Banca y Servicios Financieros, la segmentación es esencial para las ventas y la gestión de la generación de demanda y fidelización de clientes. La tendencia muestra que, en cinco años, al menos 5 de cada 10 transacciones dejarán una huella electrónica con comportamientos y patrones de conducta de los usuarios.

"Los bancos tienen que diferenciarse y ser competitivos, dar movilidad, un mejor servicio", señaló a ámbito.com Vanesa Bigio, Gerente de Industria Servicios Financieros de SAP América Latina Región Sur. "El volumen de transacciones es complejo y muchas entidades financieras no logran cumplir con los plazos de reporte informativo hacia los organismos de control", completó.

En Argentina se registraron más de 21,6 millones de transferencias bancarias a través de Internet durante los tres primeros meses del año, 50% más que en igual período de 2014, cuando más de la mitad de estas operaciones fueron realizadas entre empresas.

En cuanto al futuro la ejecutiva adelantó las iniciativas que están trabajando como billetera móvil para que se pueda pagar por celular, otro instrumento que mediante un código de celular se pueda sacar dinero del cajero sin la necesidad de tener una tarjeta. En lo inmediato y a nivel local se está trabajando el concepto de omnicanalidad que "es poder operar en los distintos canales independientemente de la transacción que se debe hacer", resume. "Se busca poder tener una transacción que inicie en un canal y termina en otro independiente de cuál sea el soporte y que para el usuario sea una experiencia única", apuntó.

• millennials

Entre lo que se viene, Brasil, Colombia y México los bancos están trabajando en crear una marca para los jóvenes distinta a la original. "No se trata solo de traer a los millennials al banco con digitialización, están creando un banco para millenials", aseveró Luis Menendez, Director Solutions Management Banking IBU de SAP.

En suma, se trata de otra unidad de negocios dentro del banco. Incluso se están pensando nombres como banco-millennials o el banco joven, una marca independiente. "El costo operativo de atender a la gente joven con la misma infraestructura tecnológica y una capa de movilidad encima es muy grande. Es preferible arrancar de cosas simples", resumió Menendez.

Según los especialistas los jóvenes no confían en los bancos ni les interesa desarrollar una cartera de negocios, su utilización es para lo básico: pagar cuentas, alquiler y préstamos. Para este experto informático, "lo que ellos quieren es que su cuenta de ahorros les sirva para hacer muchas cosas y que sea un proceso que se registra una vez y nunca más se van a acordar de ello".

Ante la pregunta sobre cómo se gana confianza en la institución si se parte de la premisa que los jóvenes no confían en los bancos, la repuesta fue tajante: "La confianza se genera por medio de las redes sociales".

"Hicimos un estudio que indicaba que los jóvenes confían mucho más en lo que dice su red de contactos en las redes sociales que lo que puedan ver en cualquier medio de comunicación. La publicidad pasa por los contactos y las redes", concluyó Vanesa Bigio.

Dejá tu comentario