Chubut: ante Legislatura, Arcioni soslayó la crisis local y arengó por zonificación minera

Ambito Nacional

El gobernador de Chubut, Mariano Arcioni, inauguró ayer un nuevo período ordinario de sesiones en la Legislatura y aprovechó la situación para volver a pedir sobre el demorado proyecto de zonificación minera. “Debemos pasar de los enunciados a la acción y generar las condiciones reales para la inversión productiva orientada de forma directa a crear trabajo y una cadena de valor ambientalmente sostenible”, aseguró desde la casa legislativa de Rawson.

En su alocución, el mandatario provincial dejó en claro que “nada se hizo ni se hará nunca a espaldas de los chubutenses” y pidió por la situación de la meseta, la zona menos productiva de la Provincia y en donde se pretende llevar a cabo el proceso de zonificación minera. “La meseta merece su futuro, merece su oportunidad. Sus pueblos merecen el respeto a la licencia social que le dieron a la idea de diversificar la matriz de ingresos y empleo con minería sustentable”.

La iniciativa, que genera grandes diferencias en los diferentes bloques políticos locales, y que todavía no pudo avanzar en la Legislatura debido a la presión social, es una de los principales pedidos que le hicieron al gobernador desde Nación. Arcioni sabe que para contar con el apoyo macro de cara a las elecciones de medio término debe iniciar por lo menos el proceso de discusión legislativa.

El mandatario intentó mostrarse lo más cercano posible del presidente Alberto Fernández, para quien no escatimó en elogios al igual que para Sergio Massa, su principal aliado político.

“Faltó dedicarle un tiempo importante a la situación conflictiva que vive la Provincia hace años”, le dijo a este medio el legislador radical Manuel Pagliaroni. “Hubo una mala comunicación en relación al acompañamiento nacional. Es una de las últimas provincias en percepción de aportes de Nación. El gobernador habló de manera parcial. Tenemos una visión similar a la que tiene la mayoría de los chubutenses, que desaprueba a este gobierno provincial”, agregó.

De hecho, Arcioni planteó objetivos en el casillero de las responsabilidades básicas como “el ordenamiento de las cuentas públicas”. Más allá de esta mención, el gobernador señaló que en 2020, Chubut se manejó al mismo tiempo “con el microscopio y el largavistas” y dejó algunos puntos para 2021: “El reperfilamiento de la deuda pública, el avance de las obras estratégicas que habían sido postergadas y la diversificación de la matriz productiva”.

Dejá tu comentario