19 de mayo 2021 - 00:00

Con mapa actualizado de distritos en riesgo, gobernadores ajustan nuevas restricciones

Avanza el diálogo entre mandatarios y con la Casa Rosada para intentar consensuar los ejes centrales del nuevo DNU presidencial.

pag21diario19MAY.jpg

El Ministerio de Salud nacional actualizó el mapa de partidos o aglomerados con distintos grados de riesgo sanitario, y la instantánea al 17 de mayo arrojó cambios, que se traducirán luego en medidas de los gobernadores: Mendoza salió de la categoría de “alarma epidemiológica”, pero entraron los departamentos Capital y Gran Rosario, en Santa Fe, y el neuquino Confluencia (incluída la capital), mientras que se diversificó el pelotón de distritos en “alto riesgo”.

Esa remozada foto se da en línea con la fuerte preocupación y las nuevas medidas de restricción de circulación que ya activan los mandatarios más apremiados por la trepada en los contagios.

Esta semana avanzan mientras tanto los contactos entre gobernadores -y con la Casa Rosada- para intentar consensuar la letra chica que signará el nuevo DNU presidencial de restricciones que debutará el viernes.

En esa línea, por caso, anoche se disponían a mantener un encuentro virtual los diez ejecutivos del Norte Grande. “Vamos a analizar muy meticulosamente con los gobernadores del Norte Grande y con las autoridades nacionales para ver cuáles son las medidas más eficaces”, dijo en la previa el chaqueño Jorge Capitanich.

En el primer estadío de “alarma” se mantiene además el AMBA (que incluye a toda la Ciudad de Buenos Aires y los 40 departamentos del Conurbano bonaerense), mientras que salieron de ese plano Bahía Blanca y General Pueyrredón (donde ya había habido una corrección en la Fase, tras una discusión que activó el intendente Guillermo Montenegro ante el gobernador Axel Kicillof).

Pero además se diversificó el lote de distritos en riesgo epidemiológico “alto”, un grupo en el que se encuentran poco más de una veintena de municipios del interior bonaerense y las capitales de Catamarca, Chaco, Córdoba, Entre Ríos, Formosa, La Pampa, Mendoza, San Juan, San Luis, Santa Cruz, Santiago del Estero, Tierra del Fuego y Tucumán, entre otros enclaves.

La importancia de ese mapa radica en que tiene un correlato directo en materia de medidas restrictivas que deben o pueden -según la categoría epidemiológica- adoptar los gobernadores en caso de un agravamiento del escenario sanitario, según el último DNU. Para el caso de los distritos en “alarma epidemiológica” se ordena la suspensión de las clases presenciales, entre las medidas de mayor impacto.

Ese punto, ríspido, fue desoído hasta ahora por dos Juntos por el Cambio: el porteño Horacio Rodríguez Larreta -que judicializó el tironeo- y el mendocino Rodolfo Suarez, quienes mantuvieron la presencialidad.

Con la nueva radiografía Mendoza quedó ahora fuera de esa discusión: ya no tiene distritos en “alarma”, aunque en “alto riesgo” están la Capital, General Alvear, Godoy Cruz, Guaymallén, Junín, Las Heras, Lavalle, Luján de Cuyo, Maipú, Rivadavia, San Martín, San Rafael y Tunuyán. Por su parte, Larreta negocia con el Gobierno nacional y el de Axel Kicillof (que suma ya cinco semanas de suspensión de la presencialidad escolar) la aplicación de medidas de mayores restricciones en el AMBA para encarar el nuevo tramo que se abre el viernes, cuando expira el último DNU presidencial.

Volvió en tanto a entrar en esa categoría de “alarma” el santafesino Omar Perotti, con los departamentos Capital y Gran Rosario (Rosario y San Lorenzo). Perotti había suspendido la presencialidad por una semana en Rosario y San Lorenzo, en “alarma” ya en el último informe. Pero cuestionó ante Nación los criterios y finalmente hubo un retorno parcial a las aulas. Ahora, con el agravamiento de los parámetros, ayer confirmó que desde hoy y por diez días quedarán suspendidas en los dos departamentos “en alarma” las clases presenciales, en todos los niveles. Las tres ciudades cabeceras de esos departamentos -Rosario, San Lorenzo y Santa Fe- tienen ocupación de camas críticas por encima del 95%, con el sistema “al borde del colapso”.

El neuquino Omar Gutiérrez ya aplica desde el lunes un congelamiento de las clases presenciales, hasta el viernes, e integra el lote de cinco provincias que ya freezaron los dictados en las aulas de manera total, y seis de manera parcial.

En paralelo, en las últimas horas se sumaron -o son inminentes- nuevos anuncios de restricciones de la circulación para bajar los contagios y liberar camas críticas de parte de gobernadores con departamentos en “riesgo alto”.

Por caso, el correntino radical Gustavo Valdés confirmó que la provincia retrocederá hoy a Fase 3 -las medidas se conocerán hoy, salvo en “ciudades que tengan pocos casos activos”. “Corrientes está a punto de llegar a la alarma epidemiológica”, advirtió el senador provincial Martín Barrionuevo (PJ).

Dejá tu comentario

Te puede interesar