Aplican protocolos para mantener cosechas activas

Ambito Nacional

Frutas en el sur, limones en Tucumán, citrus en Entre Ríos y vides en Mendoza y otras zonas de Cuyo. Son consideradas actividades esenciales y exigen cumplimiento de estrictas normas sanitarias.

En medio de la extensión de la cuarentena y en pos de preservar también a salud de las economías regionales, las provincias encararon un plan de emergencia focalizado en la continuidad de las cosechas, que además de favorecer el circuito productivo sostienen la mano de obra de trabajadores golondrina.

En Entre Ríos, el ministro de Producción, Juan José Bahillo, presentó un protocolo de trabajo para la cosecha de citrus. Prevé medidas de traslado, cuidados de higiene y de ropa, desinfecciones, y diferentes capacitaciones a los trabajadores, especialmente en Concordia y Chajarí, epicentro de la producción.

La cosecha de diversos productos es considerada esencial y por lo tanto está exceptuada del aislamiento preventivo y obligatorio dispuesto por Nación.

Más allá de las particularidades de cada sector, los protocolos establecen pautas comunes: traslado y regreso de los trabajadores; lavado y desinfección interior y exterior del vehículos antes de que ingresen las personas; y que todos los pasajeros se laven y desinfecten las manos y antebrazos antes de subir. La indumentaria, en tanto, se deberá lavar a una temperatura mayor a 60 grados y utilizada solo para ir a trabajar.

En Mendoza, un distrito cuya actividad económica esencial se concentra en la vitivinicultura, los empresarios y el gobierno de Rodolfo Suarez acordaron el desarrollo normal de la cosecha de vides, con las precauciones necesarias para mitigar la propagación del coronavirus en las fincas.

“La cosecha está siendo normal, el personal se lava las manos, hay barbijos, alcohol en gel, y se sigue con el protocolo. La cosecha se adelantó bastante en la maduración, así que no nos complicó tanto en el viñedo”, dijo el empresario Alejandro Roca.

En la zona de Cuyo, por caso, la excepción en las cosechas alcanza también a los olivos, los membrillos y demás hortalizas.

PAG18-YERBA MATE.jpg

En la Mesopotamia el sector yerbatero inicia en abril la zafra gruesa, que se extiende hasta septiembre. Ante ese escenario, el Instituto Nacional de Yerba Mate lanzó una serie de recomendaciones para los tareferos durante la cosecha, acopio y secanza.

Golondrinas

Se mueven por cientos por todo el país, trasladándose de acuerdo con el calendario de las cosechas o de empleos estacionales, pero la precariedad de sus condiciones laborales hace que los trabajadores golondrina sean hoy más que nunca un eslabón muy frágil de la cadena productiva. Y las restricciones de la cuarentena dejaron a decenas de ellos varados en varios puntos, especialmente en la Patagonia o Mendoza.

“Se están haciendo gestiones para lograr una vía de excepción para llevarlos de vuelta a sus hogares, de manera gradual. La gran mayoría son tucumanos que están en el sur del país; pero hay diversos problemas con los transportes y con la circulación debido a los bloqueos que hay en varios municipios”, explicaron desde un despacho nacional que monitorea esta problemática en sintonía permanente con el consejo federal que trabaja en la resolución de cada uno de los conflictos.

En este sentido, en las últimas horas, el Gobierno de Río Negro, junto al Ministerio de Seguridad y Justicia y el gremio UATRE coordinaron un operativo para trasladar a unos 720 trabajadores que desempeñan tareas en la producción de fruta, desde General Roca hasta Tucumán. El último viernes partió un micro completo con 60 trabajadores.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario