Buenos Aires: sprint final para deuda, con eje en Nación y blindaje

Ambito Nacional

El plazo para sumarse al canje vence el martes 26. Semana clave tras pedido de contrapropuesta a bonistas. Aval de todos los bloques.

En espejo a la senda que transita el proceso de renegociación nacional, la propuesta de reestructuración de deuda bajo legislación extranjera elevada por Axel Kicillof ingresó en su tramo final, luego de la decisión del gobernador de prorrogar el plazo para sumarse al canje hasta el próximo martes 26.

El pasado jueves, la cartera de Hacienda y Finanzas que conduce Pablo López instó a los acreedores que aún no aceptaron la oferta de reestructuración de deuda bonaerense por u$s7.148 millones a que eleven “una contrapropuesta que sea plausible de implementar en el marco de la grave situación que atraviesa la Provincia y de la sostenibilidad” definida.

“Ahora reside en ellos lograr los acuerdos necesarios que nos permitan avanzar”, aseguraron,

Kicillof maneja la pulseada en coordinación con el ministro de Economía nacional Martín Guzmán, quien analiza tres contrapropuestas que los bonistas vienen de presentar a Nación, que transita una extensión de su canje hasta el 22 de mayo.

Bajo ese escenario, en las últimas horas la ministra de Gobierno bonaerense, María Teresa García, remarcó que “el gobernador y su equipo económico siguen en negociación” con los acreedores.

“La deuda es insostenible y hay que encontrar los términos y los acuerdos entre las partes”, dijo, en declaraciones a Toma y Daca, en AM 750. En esa línea, enfatizó que Buenos Aires “no está en default”. “Hay una extensión en el plazo de la negociación, tal cual ocurre con la Nación”, remarcó, luego de que la administración bonaerense no abonara un vencimiento por u$s 110 millones por estar incluido en el paquete a reestructurar.

Por su parte, y desde el plano parlamentario, el presidente de la Cámara de Diputados, Federico Otermín, destacó el apoyo que “todos los bloques” dieron en la sesión del jueves al proceso de renegociación que lleva adelante Kicillof, y consideró que eso le da “volumen político” al proceso.

El pasado viernes López defendió la estrategia negociadora de Buenos Aires vía Twitter, en base a un informe del Banco Central sobre “Mercado de Cambios, Deuda y Formación de Activos Externos 2015 - 2019”, que concluye que las políticas aplicadas durante ese lapso favorecieron la fuga de capitales y generaron la crisis de endeudamiento.

El ministro destacó que. según el informe, en ese período y “en simultáneo con Nación, varias provincias se alinearon con la estrategia nacional y financiaron sus déficits con deuda en el mercado internacional”. Y que “el peso de la deuda provincial en el PIB creció más de 50% en 2 años”.

“¿Saben qué Provincia explica en mayor medida ese crecimiento…?”, dijo, respecto del desafío que enfrenta Buenos Aires. E insistió: “Por esto decimos que necesitamos recuperar la sostenibilidad de la deuda”. La propuesta incluye un período de gracia de 3 años, una quita de intereses de 55% y de 7% de capital, y una extensión de los plazos de vencimientos. En las últimas horas, la analista Úrsula Cassinerio, de Moody’s Investors Service, aseguró que, “de ser aceptada, la reestructuración daría alivio financiero a la provincia al reducir significativamente sus servicios de deuda hasta 2023”. “Pero los desafíos asociados a una liquidez ajustada y recaudación reducida seguirán presentes en 2020”, advirtió.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario