Mendoza analiza restricciones en medio de protesta de médicos

Ambito Nacional

Ayer profesionales de la salud protagonizaron una caravana en la capital provincial para exigir subas salariales. El gobernador anunció que adelantará pago de aguinaldo y que evitará volver a Fase 1.

La compleja situación en torno a la pandemia que atraviesa Mendoza llevó ayer a una protesta del personal de la salud en la provincia, al tiempo que el gobernador Rodolfo Suarez adelantó el pago del aguinaldo con emisión de Letras y afirmó que analiza medidas para “bajar la circulación para no regresar a la Fase 1 del aislamiento”.

La manifestación del personal sanitario se llevó a cabo en la capital provincial y fue movilizada por la Asociación Mendocina de Profesionales de la Salud (Ampros), que organizó un denominado “chaquetazo” a través de una caravana por la ciudad. El principal reclamo es salarial, pero también se elevaron cuestiones referidas a pase a planta y el atraso en el pago del aguinaldo.

Sobre este punto, ayer el mandatario anunció el adelanto del aguinaldo para el 9 de octubre. “Incluye a todos los trabajadores de la salud, los de seguridad y los penitenciarios. Para poder llevarlo a cabo encomendé al ministro de Hacienda que emita una letra de quinientos millones de pesos”, manifestó el gobernador en su cuenta de Twitter. El cronograma que había anunciado en junio se extendía hasta diciembre.

El sistema sanitario mendocino quedó saturado, como han reconocido incluso funcionarios provinciales e intendentes aliados a Cambia Mendoza. Y, en esa línea, dentro del gobierno provincial se analizan restricciones para frenar el ascenso de la curva de contagios. Mendoza ha sido una de las provincias más aperturistas, con aval incluso a turismo interno o la gastronomía, pero ahora entró en agenda la necesidad de un retorno a Fase 1.

Así, Suarez, encabezó ayer un acto de entrega de equipamiento médico para hospitales de la provincia y pidió “buscar el equilibrio entre economía y salud”. “Las personas solo tienen que circular lo necesario, el resto del tiempo tiene que estar en sus casas y sostener una actividad económica para evitar todos los perjuicios que tendría pasar a una Fase 1 de aislamiento”, dijo el gobernador.

El mandatario reconoció que “la situación es crítica de hace días” por “la cantidad de contagios”, al tiempo que advirtió que si no logran bajar los contagios y la circulación “el sistema (de salud) se verá resentido”. “Hay que encontrar un equilibrio entre la economía y la salud”, completó el gobernador, que estuvo acompañado en el acto por la ministra de Salud, Desarrollo Social y Deportes, Ana María Nadal.

Durante el acto realizado en el depósito central de recursos sanitarios de la provincia, se entregaron los primeros diez cascos de oxigeno y se esperan 90 más este fin de semana. Suárez relató “luego de 2 o 3 días de poco movimiento la gente está de nuevo en la calle”, lo que incrementa el riesgo de contagio. En este sentido y ante la posibilidad de tomar medidas más drásticas, el mandatario señaló que “las restricciones a nivel normativo no tienen ningún efecto si la gente no las cumple” y que “hoy las responsabilidades no son individuales” sino “colectivas”, porque las actitudes de unos afectan a otros.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario