Nación activó discusión por hidrovía junto a siete provincias

Ambito Nacional

Debutó Consejo Federal creado a finales de 2020 con una reunión en Rosario. Participaron gobernadores que pidieron federalizar el corredor. Encabezó la reunión el ministro Meoni.

El Gobierno nacional puso en marcha ayer el Consejo Federal Hidrovía (CFH) en Rosario, con la presencia del ministro de Transporte Mario Meoni y de gobernadores de Buenos Aires, Santa Fe, Chaco, Formosa, Misiones, Corrientes y Entre Ríos, además de entidades públicas y privadas. El encuentro fue el primero del ente creado a finales del año pasado para avanzar con el corredor Paraná-Paraguay, y el gobernador Axel Kicillof solicitó además que Nación avance con el dragado del Canal Magdalena, que beneficiaría a los puertos bonaerenses.

De acuerdo a lo informado por el Gobierno nacional, el objetivo de la hidrovía es “beneficiar el comercio y brindar soluciones que permitan la reducción de los costos logísticos”. Mientras en las provincias vienen exigiendo obras para mejorar la competitividad y un desarrollo también de los puertos de la zona, la CFH también tiene en mira la rediscusión de los términos y de los organismos de control, ya que la conformación del ente coincide también con la finalización de la concesión que durante los últimos 25 años estuvo en manos de un consorcio integrado por la empresa belga Jan de Nul y la argentina Emepa S.A.

En la reunión del Consejo, creado en diciembre último por el Gobierno nacional para la coordinación política y estratégica de la administración de la vía navegable de los ríos Paraná y Paraguay, también surgió el dragado del Canal Magdalena en territorio bonaerense, una obra que beneficiará al puerto de La Plata. Meoni no rechazó el pedido de Axel Kicillof, pero indicó que su tratamiento es independiente, ya que corresponde al Río de la Plata.

En ese sentido, el ministro de Transporte enfatizó que “la hidrovía funciona, pero queremos que funcione todo el sistema naval”. Meoni recordó que “el Presidente nos ha pedido que la Hidrovía Paraguay-Paraná fuera federal” y señaló que “la concesión actual cumplió sus cometidos, pero es un ciclo que termina y tenemos que pensar qué sostener o modificar”. “La hidrovía se desarrolló hasta Santa Fe, pero necesitamos llegar al río Paraguay y a la ciudad de Posadas”, añadió Meoni. Por su parte, el secretario de Interior, José Lepere, en representación del Ministerio del Interior que conduce Wado de Pedro, destacó: “Tanto el órgano de control como la obra del Canal Magdalena un impacto positivo en cada una de las provincias”. En la reunión se dijo que seguirá el análisis sobre qué tipo de obra y traza se realizará.

El anfitrión, el gobernador santafesino Omar Perotti dijo: “Al interior de la Argentina, la centralización nos costó demasiado tiempo de desarrollo, nos frustró muchas posibilidades e inversiones. Aquí tenemos que ser la contracara, descentralizando y potenciando a cada una de nuestras provincias y a cada uno de nuestros recursos portuarios fluviales”.

Por su lado, Kicillof, tras recordar que la actual concesión vence el próximo 30 de abril, evaluó: “Estamos a las puertas de una situación que abre el camino de un desarrollo de una marina mercante, de pabellón o bandera nacional, de la vuelta de las radas locales”. “Además de los objetivos de promoción tenemos que ponernos muy firmes en el control de la cantidad de buques de carga y los problemas de contrabando”, subrayó el gobernador bonaerense.

A su turno, Capitanich, opinó que “los precios son muy desventajosos para los productores y los consumidores del interior porque el intermediario se queda con una gran parte del valor en la cadena. Hay que corregir esas asimetrías con una política federal”, consideró, y luego dijo que “como gobernador del interior esto es una reivindicación histórica”.

Otro de los mandatarios que participaron del encuentro, el entrerriano Gustavo Bordet, demandó “previsibilidad para que los puertos puedan estar integrados al canal troncal”. En tanto, el gobernador de Misiones, Oscar Herrera Ahuad, resaltó el enfoque ambiental y el esquema de financiamiento que puede garantizar nuevos ecosistemas con áreas protegidas.

Desde el Ministerio de Transporte pusieron de relieve que “la Hidrovía Paraguay-Paraná constituye la opción de transporte más relevante de nuestra producción agrícola, tanto de graneles sólidos como líquidos, a lo largo de 3.442 kilómetros desde Puerto Cáceres, en Brasil, hasta Nueva Palmira, Uruguay”.

La reunión se realizó en medio de un paro del Sindicato de Dragado y Balizamiento (Sipedyb), que manifestó su preocupación por los puestos de trabajo ante el inminente final de la concesión del consorcio que maneja actualmente la hidrovía.

Dejá tu comentario