Polémica por omisión de la Vendimia

Ambito Nacional

En medio del estallido de una polémica entre la Casa Rosada y Mendoza, el Gobierno nacional salió ayer a corregir la agenda de actividades para 2010 por el Bicentenario anunciada el pasado martes por Cristina de Kirchner y terminó incorporando a esa grilla la celebración más tradicional de los mendocinos: la Fiesta de la Vendimia.

La ausencia de ese evento clásico causó en el distrito cuyano fuerte impacto en sectores políticos y turísticos, potenciado por el hecho de que sí figura la Fiesta del Sol de la vecina provincia de San Juan.

Incluso, el subsecretario de Cultura provincial, Ricardo Scollo, había sostenido que la celebración había quedado excluida del paquete por error.

Sin embargo, ayer el subsecretario general de la Presidencia, Gustavo López, remarcó que el calendario de fiestas fue «coordinado con cada provincia y municipio» y que en el caso mendocino, «en una primera instancia, la provincia propuso como centralidad de los festejos la agroindustria».

«Fue una omisión de ellos al plantear los temas centrales de festejos, pero ya está solucionado», agregó.

En esa línea, el funcionario -un ex radical K que se quedó en el Gobierno tras la ruptura con el vicepresidente, Julio Cobos, y que forma parte del equipo Bicentenario- aclaró que ayer, ante el pedido puntual de Mendoza, se anexó a los festejos la celebración por la vendimia.

El calendario por el Bicentenario causó impacto político también en Corrientes, donde valoraron como un nuevo guiño al flamante gobernador electo, Ricardo Colombi -radical que coquetea con el kirchnerismo-, el hecho de que la Fiesta Nacional del Chamamé abra en enero la serie de festejos anunciados por Nación.

Dejá tu comentario