Ley de financiamiento: se reavivan los cruces políticos y Provincia arma tercer proyecto

Ambito Nacional

Luego de la negativa de Juntos por el Cambio, el ejecutivo provincial especificará la letra chica y girará la iniciativa por tercera vez para conseguir su tratamiento.

La negativa de Juntos por el Cambio a tratar el proyecto de financiamiento del ejecutivo bonaerense reavivó la disputa política provincial tras varios meses de tregua implícita. Con una agenda principalmente cargada de proyectos relacionados a la pandemia, ambas cámaras venían funcionando sin grandes pujas en el camino desde aquella primera batalla que significó la fiscal impositiva de diciembre.

Sin embargo, todo cambió. La oposición hizo valer su mayoría en el Senado y el gobernador Axel Kicillof volvió a quedar con las manos atadas en su búsqueda de generar un endeudamiento que busca poner en marcha la Provincia. Se trata de un proyecto que el ejecutivo presentó en mayo y que, luego de no llegar a una acuerdo, volvió a girar en junio con modificaciones. La iniciativa contempla una toma de deuda de 500 millones de dólares con organismos multilaterales de crédito para financiar proyectos de obra pública, programas sociales, de empleo y compra de insumos de salud y un endeudamiento de 20 mil millones de pesos para afrontar atrasos con proveedores que quedaron pendientes de la gestión anterior.

El jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, pidió hoy que la oposición "explique por qué está asfixiando financieramente a la provincia". Y aseguró que los legisladores de Juntos por el Cambio “no están colaborando y están poniendo palos en la rueda”. En diálogo con Ámbito, el presidente del bloque del Frente de Todos en el Senado, Gervasio Bozzano, manifestó sentirse “sorprendido desde lo económico pero acostumbrado desde lo político”. Y arremetió contra la exgobernadora María Eugenia Vidal: “Viene pidiendo que salgan a buscar el voto y creen que esta es la mejor manera. Quedó en claro que es una estrategia que busca entorpecer gestada por una persona que, como Macri, no tiene ningún tipo de responsabilidad en sus bajadas”.

La oposición asegura que faltan especificaciones en la letra chica del endeudamiento. Sin embargo, no todos piensan lo mismo. La diferencia más fuerte se da entre los legisladores que responden a intendentes en ejercicio y aquellos que ubican a la palabra de Vidal más allá de la realidad que puedan atravesar los distritos. “Es una actitud que no hace más que llevarlos a morderse la cola”, sostiene Bozzano.

Por su parte, el diputado de Juntos por el Cambio, Alex Campbell, asegura que “no podemos darle un cheque en blanco a Kicillof, por eso le solicitamos al poder ejecutivo que nos aclara adónde van a destinar los fondos. Desde el primer día le hemos dado gobernabilidad y lo seguiremos haciendo, pero nuestra responsabilidad es cuidar a los bonaerenses”.

En la misma línea su par, Susana Lázzari, agrega que “no es posible autorizar la toma de deuda con organismos internacionales sin la información de qué se hará con esos recursos. Tampoco nos dieron respuesta sobre la demora en la ejecución del FIM, fondos muy necesarios en este contexto de pandemia y cuarentena”.

En respuesta a esta postura de la oposición, Bozzano manifiesta que “como muestra alcanza con ver cómo se giraron los 12 mil millones para auxiliar a los municipios. No hubo ningún tipo de discrecionalidad y todos lo reconocen. Nos estamos perdiendo la oportunidad de poner de pie a la Provincia”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario