Pulen regreso a aulas, con apuesta a obligatoriedad y foco en gremios

Ambito Nacional

"El regreso a clases es seguro con la aplicación de protocolos", insistió ayer el ministro de Educación, Nicolás Trotta, en el marco de su paso por Entre Ríos y Córdoba para maximizar la presencialidad.

Mientras se sostiene la pulseada entre los gremios docentes y el Gobierno porteño por el retorno a clases del 17-F y ya interviene la Justicia, avanza el esquema de regreso a las aulas desde marzo en las provincias, bajo un formato dual presencialidad/virtualidad, el foco en la obligatoriedad de la asistencia y una delicada e inestable relación con los sindicatos de los maestros, frente a asignaturas salariales pendientes y suspicacias en cuanto al cumplimiento de los protocolos.

“El regreso a clases es seguro con la aplicación de protocolos”, enfatizó ayer el ministro de Educación nacional Nicolás Trotta, en el marco de su desembarco en las provincias en pos de maximizar el grado de presencialidad en el inicio del ciclo lectivo 2021. El road show tuvo en las últimas horas su capítulo en Entre Ríos y Córdoba, con encuentros con los peronistas Gustavo Bordet y Juan Schiaretti, quienes avanzan en la letra chica del retorno a las escuelas.

Ayer el ministro de Educación de Córdoba, Walter Grahovac, confirmó que el formato provincial incluirá una alternancia semanal -intercalando una semana en la escuela y una semana de trabajo remoto- para garantizar el trabajo en burbujas de grupos de no más de 16 alumnos y el distanciamiento social.

Coincide en ese formato el sistema santafesino, según lo ratificado por la titular de la cartera educativa local, Adriana Cantero.

Y en ambos casos los distritos remarcan que el retorno a las aulas será de carácter obligatorio para los alumnos, frente a potenciales temores en sectores de la comunidad educativa por el riesgo de contagios. “La escuela tiene la característica de una asistencia permanente y obligatoria; si hubiera algún caso muy particular que atender ante población de riesgo se intervendrá de manera artesanal”, dijo Cantero. “La escuela es obligatoria”, aseguró Grahovac, aunque dijo que “probablemente el primer mes” tendrán “alguna plasticidad” en el caso de “aquellas familias que tienen dudas”.

En Córdoba, hoy al menos 235 escuelas reabrirán sus puertas para comenzar la reinserción de alumnos desvinculados del sistema educativo, mientras que las clases arrancarán el 1 de marzo. Y en Santa Fe, el 17 de febrero volverán los alumnos que cursan fin de ciclo, y el resto el 15 de marzo.

Y desde Mendoza, ayer el radical Rodolfo Suarez aseguró: “las condiciones están garantizadas para que comiencen las clases”.

Mientras tanto, los tironeos entre los gobiernos provinciales y los gremios se mantienen a la orden del día, tanto en términos salariales como de protocolos, con el consiguiente final abierto en cuanto al retorno a las escuelas.

Desde Neuquén, por caso, ayer el gobernador Omar Gutiérrez (MPN) apuntó al rechazo de la Asociación de Trabajadores de la Educación al protocolo para el retorno a las escuelas y pidió que “reflexione y manifieste claramente si tiene o no voluntad política de avalar el comienzo de clases presenciales” del 3 de marzo. “Apenas 24 horas después de haber participado de una jornada de trabajo sobre cómo fortalecer y hacer más seguro el sistema presencial, la representación gremial rechazó y no firmó el protocolo para el inicio del ciclo escolar”, dijo. Y advirtió que “si no está la decisión del gremio, cada uno tendrá que tomar el camino que le corresponda en el marco de sus responsabilidades”.

Mientras tanto, avanza el diagrama de negociaciones paritarias con los docentes, con citas por estas horas en Tierra del Fuego, Jujuy, Entre Ríos y Tucumán, entre otros distritos.

Dejá tu comentario