Asistencia monetaria: el BCRA dejó de comprar bonos y todavía no definen cómo utilizarán los DEG

Economía

Uno de los mensajes que más repitió el ministro de Economía, Sergio Massa, desde que asumió fue la necesidad de un mayor orden fiscal. Según estimaciones que hacen en algunos despachos oficiales, el Gobierno deberá financiar un déficit primario equivalente al 1,5% del PBI y, de acuerdo al compromiso asumido por la nueva gestión del Palacio de Hacienda, deberá hacerlo sin recurrir al Banco Central.

Analistas del mercado le dijeron a Ámbito que el acuerdo con el FMI prevé la posibilidad de financiar hasta 0,2% del PBI con organismos multilaterales y que los restantes 1,3% se podrían conseguir en el mercado, siempre y cuando se ofrezcan instrumentos atractivos a una mayor tasa. Pero en el mercado también miran la letra chica de la promesa de Massa sobre la asistencia monetaria, ya que siguen de cerca al menos dos vías que, de manera indirecta, pueden significar expansión monetaria. Estas son: la compra de bonos por parte del BCRA y la manera en la que se utilicen en el presupuesto los derechos especiales de giro (DEG) que eventualmente gire el FMI en el marco del acuerdo.

Intervención del BCRA

En relación a la compra de bonos por parte del Banco Central, al menos tres fuentes le dijeron a Ámbito que estas operaciones se realizaron para garantizar la “estabilidad financiera” en el marco de un desplome en el precio de los títulos públicos a comienzos de junio. La decisión del BCRA de conceder un “put” a los bancos (es decir, una opción que les permite cubrirse de riesgo Tesoro ante un eventual impago) permitió el ingreso de más jugadores al mercado y habilitó una retirada del Central.

“Hoy el BCRA ya no está interviniendo, el mercado se normalizó y no necesita de su intervención”, le confió una fuente a este diario. El mecanismo utilizado hasta el momento implicaba expansión monetaria porque esos títulos, que habían sido colocados en las licitaciones primarias a distintos inversores, eran comprados por el Central en el mercado secundario para sostener su precio, lo que generaba una fuerte inyección de liquidez. Esta operación permite saltarse la restricción que tiene el BCRA de participar en licitaciones primarias del Tesoro. Luego, con esos títulos de deuda recomprados, el Ministerio de Economía ofreció operaciones de canjes o conversión en títulos de deuda más largos, lo que en los hechos terminó generando un financiamiento indirecto del Central al Tesoro.

Este mecanismo, según explicaron distintas fuentes, no será utilizado de manera regular, sino que fue una intervención que permitió manejar una situación crítica para no complicar aún más el panorama financiero del Gobierno. “No va a haber más canjes por un tiempo largo”, le dijo a este diario una fuente que conoce el detalle de las decisiones.

La intención del equipo financiero es conseguir que, entre la recaudación y el mercado, se logre financiar lo que resta del déficit, ya que Massa anunció que no usará más Adelantos Transitorios (AT). Un economista con conocimiento de las planillas del Banco Central estimó que, en lo que resta de 2022, solo le quedaban para usar alrededor de $100.000 millones debido al límite que le había impuesto el FMI al país en el acuerdo. En lo que va del año, el BCRA le transfirió en concepto de AT al Tesoro $952.500 millones. Pasando en limpio: primero deberán conseguir financiamiento para el déficit fiscal y, si lo permiten las licitaciones, aplicarán un eventual financiamiento neto positivo a cancelar Adelantos.

¿Qué harán con los DEG?

Sin embargo, aún resta saber qué decisión tomará Massa respecto de los eventuales DEG que lleguen del FMI. Guzmán utilizó un mecanismo de registración contable que implicaba contarlos en el Presupuesto (lo que permitía reducir el rojo fiscal) y, al mismo tiempo, usarlos para devolver adelantos transitorios al Banco Central. Por ese pase contable, el 31 de mayo, el Tesoro canceló adelantos por el equivalente a $322.449 millones. Sobre este punto todavía no hay decisiones tomadas en el equipo de Massa.

Temas

Dejá tu comentario