Biogénesis Bagó: en Corea del Sur hará planta de vacunas antiaftosa

Economía

Se asoció con la coreana FVC para encarar la obra, que demandará inversión de u$s50 millones. Estará terminada durante 2023.

La compañía de origen argentino Biogénesis Bagó, firmó un acuerdo con la compañía coreana FVC, para encarar la construcción en Corea del Sur de una planta en la que se producirán hasta 100 millones de dosis anuales de vacuna antiaftosa. La obra, que estará finalizada durante 2023, demandará una inversión estimada en u$s50 millones.

La firma de biotecnología cuenta como antecedente de su experiencia en materia de transferencia tecnológica y capacitación profesional, un proyecto similar que llevó adelante en China. Más recientemente, en julio de 2021, Biogénesis Bagó firmó un acuerdo con la compañía Saudi MAS para la construcción de una planta de vacunas contra la fiebre aftosa en el Reino de Arabia Saudita, que demandará inversiones cercanas a los u$s100 millones. Desde allí espera convertirse en un proveedor regional de vacuna antiaftosa y de otras vacunas.

La nueva planta industrial en Corea del Sur se ubicará en la localidad de Osong, a unos 110 kilómetros de la capital, Seúl.

El proceso de construcción está bajo la coordinación de un equipo de profesionales argentinos enviado a Corea especialmente para ese fin.

La alianza estratégica permitirá a Corea del Sur abastecer su mercado con vacunas contra la fiebre aftosa seguras y de clase mundial, generando soluciones más accesibles para los productores ganaderos locales y contribuyendo a proteger el status sanitario del país asiático, destacó la empresa.

Esta alianza con la empresa coreana FVC está alineada a la estrategia de expansión global de Biogénesis Bagó para llevar sus productos y soluciones a nuevos mercados, colaborar con los países a través de herramientas que les permitan mantener sus status sanitarios, y abastecer de forma segura a los mercados con vacunas contra la fiebre aftosa.

“El acuerdo refuerza la posición de Biogénesis Bagó como un participante importante en salud animal a nivel global y confirma también su condición de referente científico con plenas capacidades para realizar contribuciones significativas en la lucha contra la fiebre aftosa y, por extensión, a la seguridad alimentaria en el mundo”, dijo Esteban Turic, CEO de la compañía. Turic recordó, además, que “la fiebre aftosa es una enfermedad de alto impacto económico porque afecta negativamente la producción, limita las exportaciones y por consiguiente atenta contra la seguridad alimentaria”.

Biogénesis Bagó es una compañía internacional que cuenta con una extensa trayectoria en salud animal. Exporta a más de 40 países y comercializa en Corea sus vacunas contra la fiebre aftosa desde el año 2016.

De esta manera, Biogénesis Bagó continúa poniendo a disposición su tecnología que es reconocida en el mundo en la lucha contra la fiebre aftosa, mientras que también colabora activamente junto con el equipo de investigación y desarrollo de Animal and Plant Quarantine Agency (APQA) -la agencia coreana de sanidad animal- así como lo hace desde hace muchos años con otros organismos internacionales de referencia para acompañar de manera cercana a los productores y contribuir con soluciones prácticas a sus necesidades.

Dejá tu comentario