Advierten crisis en industria curtidora

Campo

La industria curtidora nacional está evaluando la posibilidad de implementar, en los próximos treinta días, un plan de adelanto de vacaciones y suspensiones para los trabajadores del sector, debido a la falta de cuero, como consecuencia del llamado mal de la «vaca loca» y los rebrotes de aftosa.

La medida surge para evitar despidos masivos y como consecuencia de la profundización de la grave situación que vive el sector, indicó la Cámara de la Industria Curtidora Argentina.

A través de un comunicado de prensa, la entidad señaló que la faena mundial fue afectada debido a la incineración masiva de animales en Europa por la expansión del mal de la «vaca loca» y la aftosa, «ya que ese bloque que tradicionalmente participaba con 22% de la faena mundial ahora la redujo a sólo 4%». «Por su parte, los rebrotes aftósicos en ese continente, Latinoamérica y nuestro país redujeron aun más la disponibilidad de cueros», añadió el comunicado.

Asimismo, la entidad aseguró que «los costos de producción para la industria limitan su competitividad poniendo en riesgo mercados ganados genuinamente».

Los empresarios alertaron la gravedad de la situación y reclamaron a las autoridades nacionales que «tomen medidas tendientes a preservar el cuero, materia prima indispensable para la cadena de valor cuero-calzado-manufactura».

Dejá tu comentario