Biolcati golpeó fuerte en contra de los frigoríficos

Campo

Hugo Biolcati, vicepresidente de la Sociedad Rural Argentina, acusó al gobierno nacional de haber «destruido» a los ganaderos, en tanto a los «frigoríficos, supermercados y carniceros» de « haberse quedado con 240 millones de dólares» aportados por los productores, ante la suspensión de las exportaciones de carne.

Según el dirigente, «la destrucción que el cierre de las exportaciones trajo aparejada está hoy a la vista de todos: stocks liquidados, precios diezmados, productores quebrados y pueblos enfrentados a una creciente paralización de su actividad comercial».

Añadió que todo esto sucede «en medio de la peor sequía de los últimos 50 años, situación que ni siquiera se tuvo en cuenta», al hablar en la inauguración de la Exposición Rural de Mercedes, en la provincia de Corrientes. En ese marco, el número dos de la Sociedad Rural sostuvo además que en los últimos seis meses «hubo algunos tibios avances, aunque definitivamente insuficientes». En ese sentido, dijo que « luego de arduas negociaciones, se logró una reapertura parcial de las exportaciones. Sin embargo, la apertura llegó tarde, cuando el daño ya estaba hecho».

Biolcati indicó que en 2005 se faenaron 14 millones de cabezas, y que este año se faenarán 12 millones, 6 millones por cada semestre.

«Si hacemos cuentas, nos da que hay 240 millones de dólares nuestros con los que se quedaron los industriales, los matarifes, los supermercados y los carniceros, ni nosotros ni el público» por las limitaciones que impuso el gobierno nacional a las ventas de carne vacuna al exterior, enfatizó.

DESCONOCIMIENTO

A su criterio, «lo que estas frías cifras quieren decir en el fondo es que el sistema de contención de los precios de la carne desde marzo hasta ahora, si es que tuvo algún efecto, fue bancado por nosotros, los ganaderos».

«Después nos dicen que somos avaros, oligarcas. Lo que pasa es que los que dicen eso nunca salieron de la Capital Federal. Nunca vieron el campo. Creen que las vacas aparecen naturalmente en las praderas y que criarlas es un servicio público que tenemos que bancar nosotros», advirtió el ruralista.

Según Biolcati, «si producir carne es un servicio público, tratémoslo como tal, pongámosle condiciones de precios y abastecimiento, pero en un marco económico que lo haga posible, subsidiándolo si fuera necesario, como se hace con el transporte público».

Aseguró que «para poder hablar de inversión, tiene que haber rentabilidad. Porque sin rentabilidad no hay inversión. Y sin inversión no va a haber más oferta. Y sin oferta, los precios se van a disparar de nuevo. Y ahí no va a haber ni resolución, ni decreto, ni bravuconada que los frene».

El dirigente alertó a quienes «gustan del control de precios» al señalar: «Deben mantenerse alertas. Deben evitar que la intermediación, en vez de utilizar el colchón que se hizo a nuestra costa todos estos meses, vuelva a subir, perjudicando al consumidor y echándonos la culpa a nosotros».

Afirmó también que «esta vez le tenemos menos confianza a la industria que al gobierno, y eso es mucho decir. La reciente baja de las retenciones a los lácteos es un ejemplo de que el diálogo puede funcionar».

Dejá tu comentario