Crece crítica a proteccionismo agrícola en los Estados Unidos

Campo

Una nueva ley agrícola en Estados Unidos, que incrementa la ayuda para los agricultores de ese país, fue atacada en el marco de la Organización Mundial del Comercio (OMC) por gobiernos que aseguran que así se pone en duda la disposición de Washington para negociar acuerdos.

La crítica lanzada en Ginebra, Suiza, apunta a que los altos subsidios agrícolas de Estados Unidos distorsionan el sistema comercial mundial y desplazan a los agricultores de los países pobres de sus mercados, además de colocar una carga sobre los contribuyentes estadounidenses y dar incentivos que no necesitan los negocios agrícolas estadounidenses.

En rigor, los recortes de los subsidios de Estados Unidos son una meta en la Ronda de Doha de la OMC, que se encuentra en su séptimo año.

Los miembros de la OMC dijeron a las autoridades de Estados Unidos que la nueva ley agrícola era una oportunidad perdida para reducir el apoyo a la agricultura estadounidense. «Estaban preocupados, y esa palabra no es muy exagerada, de que impidiera que Estados Unidos juegue el papel que ellos esperan en las negociaciones agrícolas», dijo Clem Boonekamp, director de revisiones de política comercial de la OMC.

Las autoridades de Estados Unidos dijeron que la ley agrícola no representa la oferta estadounidense en las discusiones de Doha, y que podría modificarse si las negociaciones llevan a un acuerdo. Además, ha dejado en claro que está dispuestaa reducir los subsidios, pero quiere que los países en desarrollo abran sus mercados a los productos industriales, con una disminución de aranceles.

  • Promedios

    El embajador estadounidense-Peter Allgeier dijo en la revisión que los aranceles promedian 3,5% bajo las normas de la OMC, y eran incluso tan bajos como 1,3% en la práctica cuando se tienen en cuenta las preferencias como las que poseen los países africanos.

    Pero Brasil acusó que enfrentaba un arancel promedio de alrededor de 21% sobre sus importaciones en Estados Unidos, debido a los techos arancelariospara ciertos productos, mientras que el arancel para los productos estadounidenses que entran en Brasil promediaba sólo 11%, informó Boonekamp.

    El representante alterno de Estados Unidos en la OMC, David Shark, indicó en la revisión que Washington estaba dispuesto a eliminar esos techos arancelarios sobre bienes industriales, pero que esperaba que otros también lo hicieran.

    La desaceleración de Estados Unidos, la debilidad del dólar y las medidas de seguridad estadounidenses también generaron preocupaciones en la revisión de la política comercial de Estados Unidos que se realizó esta semana.
  • Dejá tu comentario