EE.UU. incrementará superficie con maíz

Campo

Los mercados se han consolidado en el curso de los últimos días y los niveles de preciospara las oleaginosas y los granos forrajerossiguen siendo atractivos. Probablemente el mercado permanezca sostenido en el curso de las próximas semanas, aguardando noticias respecto del área que se dedicará en los Estados Unidos a los cultivos de verano.

Hay un encendido optimismo con el incremento que se evidenciará en el área a cultivar con maíz, aunque algunos «farmers» empiezan a preferir a hacer lo contrario de lo que dispondrá la mayoría de sus vecinos, implantando soja. Este juego de crecimiento o disminución de área en los distintos cultivos nos acompañará hasta fines de marzo y en él se barajará, en buena parte, la suerte del mercado.

La American Farm Bureau elevó en 3,2 millones de hectáreas la superficie que se dedicará en la próxima campaña norteamericana de maíz con respecto a lo implantado el año anterior, aunque la mayoría de los traders creen que se requeriría un incremento de al menos 4 millones de hectáreas para descomprimir la ajustada relación entre los stocks finales y el uso doméstico norteamericanos.

Se seguía hablando la semana pasada del llamado plan «20 en 10» del presidente George W. Bush, en el que se ha resuelto reducir en 20% el uso de combustibles fósiles en los EE.UU. en el curso de los próximos 10 años. De todos modos, el mercado requerirá de anuncios específicos con respecto a nuevos incentivos económicos a la industria del etanol, como para que no se disipe la intención de seguir avanzando en la construcciónde nuevas plantas para la elaboración de este biocombustible.

De acuerdo con una reciente encuesta llevada a cabo por la Asociación de Combustibles Renovables de los EE.UU., 85% de los norteamericanos en edad de votar piensa que el gobierno debe comprometerse en el desarrollo de combustibles alternativos, en tanto que 84% de los encuestados cree que el gobierno debería seguir creando incentivos para la producción de combustibles alternativos como el etanol, para reducir la dependencia de los de origen fósil.

Las recientes novedades en torno a China e India también actúan como un soporte en las cotizaciones de largo plazo. China emitió recientemente un reporte oficial en el que consignaba que su oferta total de granos resultará insuficiente, al menos en los próximos 15 años. Este país, luego de haber crecido económicamente 10,7% en 2007, la tasa más importante desde 1995, comienza a preocuparse por la caída en la cantidad de superficie arable como consecuencia directa de las fuertes migraciones hacia los centros urbanos. Como ejemplo, la superficie cultivada con trigo solamente cayó cerca de 30% desde 1997.

Es posible que el auge de los biocombustibles y las menores exportaciones de países productores de granos torne aun más onerosa la provisión de materias primas que esta nación requerirá importar a mediano plazo. Las importaciones de soja por parte de China en todo 2006 totalizaron los 28,3 millones de toneladas, 6,3% por encima de lo importado en 2005. El Departamento de agricultura de EE.UU. (USDA) proyecta para este ciclo agrícola importaciones de 32 millones de toneladas.

Por su parte, India redujo todas sus tarifas de importación a los aceites vegetales y eliminó todas las existentes en el maíz para el curso del corriente año, en un intento de controlar la suba de los alimentos básicos. El mercado comenta que comenzarían a importar a partir del mes de mayo próximo. Aunque no se habla oficialmente aún de cantidades, las fuentes privadas aseguran que podrían llegar a importar entre 3 a 5 millones de toneladas en el curso de este año calendario.

  • Producción total

    Los informes preliminares de la campaña de semillas oleaginosas en este país dan cuenta de una producción total de 21,98 millones de toneladas para esta campaña 2006/07, comparado con 23,97 millones de toneladas alcanzados el año anterior. La cosecha de canola declinará a 5,85 millones de toneladas, (comparado con 6,77 millones del ciclo anterior); la de maní se ubica en 5,44 millones de toneladas (6,25 millones de toneladas en 2006) y la de soja se estima que totalizará los 7,26 millones de toneladas (7,05 millones de toneladas el ciclo previo).

    Los cultivos en la Argentina se siguen desarrollando favorablemente en general, aunque subyace la idea que la ausencia de humedad en algunas zonas podría provocar una ligera caída en los rendimientos proyectados para soja, cultivo que, de todos modos, se estima rondará los 42,5 millones de toneladas. En Brasil, ya se proyectan cifras de producción de entre 57 a 58 millones de toneladas, comparado con los 56 millones estimados por el USDA en su último informe y los 55 millones de toneladas obtenidos en la campaña anterior. De todos modos, habrá que dejar transcurrir el presente mes, que es determinante para los rendimientos de soja, como para poder ponderar con mayor acierto el tamaño de la próxima cosecha.

    Los precios de las materias primas culminaron enero con cotizaciones equilibradas, gracias a la performance de los mercados del crudo, gas natural y granos en el curso de los últimos tres días del mes.

    El índice de materias primas de Goldman Sach (Goldman Sachs Commodity Index) -que además cotiza con futuros en el Chicago Mercantile Exchange- acumuló en el mes una baja de 2,3%, en tanto que otro índice, el Dow Jones AIG Commodity Index -no tan balanceado en su composición con futuros de energía-culminó el mes pasado con una merma de solamente 0,3 %.
  • Dejá tu comentario