El campo promete "respetar" el resultado de la votación pero prepara un "Plan B"

Campo

Dirigentes agropecuarios prometieron hoy que "respetarán" el resultado de la votación en el Senado sobre retenciones móviles, y garantizaron que si les es adversa no volverán a cortar rutas, pero ya preparan un "Plan B" para llegar en ese caso con su reclamo a la Corte Suprema.

Confiados en que hasta último momento puede haber sorpresas en la votación en el Senado -que se produciría en la madrugada del jueves-, desde las entidades agropecuarias salieron a llevar tranquilidad a la población, preocupada por el impacto que los prolongados cortes de ruta tuvieron sobre la economía.

El vicepresidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP), Martín Garciarena, garantizó que el campo respetará el resultado de la votación en el Senado, si es que resulta adverso a ese sector.

"Estamos muy contentos con el acto de ayer (por el martes), y respetaremos lo que decida el Poder Legislativo. No volverán los cortes de ruta, pero la protesta seguirá en la Corte Suprema", adelantó el dirigente del agro.

Garciarena explicó que "si el Congreso aprueba las retenciones móviles, vamos a utilizar recursos de amparo para no pagarlas, hasta que esta situación la defina la Justicia. Nadie nos va a obligar a vender lo que nosotros tenemos".

Por su parte, el titular de la Federación Agraria Argentina, Eduardo Buzzi, se mostró confiado en que pueda haber "sorpresas" en el Senado que permitirían el rechazo al proyecto oficial sobre retenciones, que ya cuenta con media sanción de Diputados.

El dirigente consideró que si finalmente eso sucede, "reaparecerá la confianza, que es el elemento de oro de la economía".

Buzzi señaló que "los números en el Senado están muy ajustados, y vamos a tener sorpresas, que serían muy buenas para el país".

En declaraciones radiales, el directivo sostuvo además que, de ser anuladas las retenciones móviles, "recién dentro de cinco o seis meses los productores podremos volver a tener entusiasmo para reinvertir y comprar maquinarias para que vuelva a funcionar la rueda económica en el interior del país".

El titular de la Federación Agraria dijo que el sector tiene un "plan B" en caso de que se aprueben las retenciones, que consistiría en ir a la Justicia a la espera de que la Corte defina.

Desde el búnker que los productores agropecuarios tienen en Palermo, Buzzi advirtió que "los senadores tienen que ser responsables y hacerse cargo del mandato de sus provincias" al sostener que "no tiene lógica que senadores de provincias agropecuarias voten en contra".

Por su parte, el director de la Federación Agraria de Entre Ríos, Alfredo De Angeli, advirtió que los legisladores y funcionarios que respaldaron el proyecto oficial sobre retenciones "se han condenado a no poder caminar tranquilos por las calles".

Sin embargo, el dirigente sorprendió al asegurar no estar de acuerdo con los "escraches" que sufrieron legisladores y funcionarios kirchneristas en distintos puntos del país, por parte de grupos de chacareros.

Pero aclaró que "muchos intendentes y legisladores se condenaron" al respaldar las retenciones móviles.

En declaraciones a radio Diez, De Angeli garantizó: "No los voy a escrachar porque no estoy de acuerdo con ningún escrache"

Y aseguró que "la gente que escrachó a los legisladores no es gente del campo, son personas que se sienten traicionadas, comerciantes que están en la recesión".

El dirigente ratificó que "cualquiera sea el resultado de la votación en el Senado, volveremos a realizar asambleas" a la vera de las rutas.

Dejá tu comentario