La soja retrocedió y operó cerca de los u$s 590

Campo

En el mercado de Chicago, la oleaginosa descendió 0,1% a u$s 589,84, el maíz 0,9% a u$s 313,37 y el trigo 0,5% a u$s 326,66.

La peor sequía que golpeó a la región central de Estados Unidos en medio siglo podría disminuir las existencias de la soja a su menor nivel de hace 32 años. Así aseguraron analistas antes del informe mensual del Departamento de Agricultura estadounidense (USDA, por sus siglas en inglés).

Sin embargo, aún hay tiempo para que las lluvias tardías del verano fortalezcan el suministro, o para que los precios récord recorten la demanda y ayuden a retener reservas de soja.

El USDA revelará hoy su informe del suministro y la demanda para agosto, en el primer informe en el año que incluye datos sobre rendimientos obtenidos de muestras de las cosechas.

Previo a ello, la estimación de analistas consultados por Reuters para las existencias finales de soja en Estados Unidos en la campaña 2012/2013 es una cifra que equivaldría al total de existencias del ciclo 2003/2004. Esta, a su vez, es la cantidad más baja en el registro del USDA, que comienza en 1980/1981.

Once de los diecisiete analistas consultados previeron que el USDA bajaría su pronóstico inicial, mientras que otros cuatro no esperaban cambios. Dos consideraron que habría un incremento, al decir que la estrechez de suministro impulsaría los precios de la soja en la Bolsa de Chicago a niveles suficientemente altos como para recortar la demanda.

Estados Unidos es el principal productor de soja, que se muele para obtener harina de soja, una fuente clave de proteína en forrajes para ganado y aves de corral, y aceite de soja, que se usa para alimentos y biocombustibles.

"Llegaremos a un punto en el que la gente no estará dispuesta a pagar por los porotos o la harina", estimó un experto en estrategias de materias primas. "Estamos empezando a ver gente que lleva sus pavos al mercado. Están llevando el ganado al mercado. Están reduciendo los rebaños", agregó el mismo analista.

También mencionó que una fuerte cosecha de colza canadiense, una oleaginosa que compite con la soja, absorbería parte de la demanda global de porotos y harina de soja estadounidense.

Los operadores fueron unánimes en sus expectativas de que la sequía de este verano llevaría al USDA a bajar sus pronósticos para el rendimiento y la producción de soja en el 2012.

Dejá tu comentario