Citrícola San Miguel completó la venta de su operación en Sudáfrica

Economía

La empresa tucumana avanza en una nueva estrategia de negocios y se concentra en producir insumos.

La citrícola tucumana San Miguel, principal productora y exportadora de limón en Argentina, concretó ayer la venta de sus operaciones en Sudáfrica al grupo español Citri&Co, un gigante europeo del negocio de las frutas frescas.

De esta forma, la compañía argentina controlada por la familia Miguens-Bemberg, acelera la implementación de su nueva estrategia de negocios que consiste en concentrarse en la producción de derivados del limón con alto valor agregado, con productos como aceites esenciales, jugos y cáscara deshidratada. Se trata de insumos utilizados por las industrias de alimentos, bebidas y perfumería.

Como parte de esta conversión, San Miguel cedió en junio pasado a Citri&Co la comercialización y distribución de los limones que produce en Argentina y Uruguay. También vendió el 100% del paquete accionario de la empresa montada en Perú por la que obtuvo u$s77 millones.

San Miguel informó ayer a la Comisión Nacional de Valores que ahora cerró la venta de su filial sudafricana, por un monto que todavía no reveló oficialmente. De todos modos, analistas del mercado estimaron que la cifra sería bastante similar en función de los volúmenes de negocios que San Miguel venía desarrollando en ambos países.

Por caso, Citri&Co destacó que “la filial de Perú es un referente agrícola en el país, produciendo y comercializando más de 50.000 toneladas de mandarinas y otras frutas de gran valor añadido en sus 1.300 hectáreas propias. La filial sudafricana, por su lado, es una de las principales compañías del sector citrícola en la región, con más de 80.000 toneladas de cítricos comercializados al año, más de 1.000 hectáreas en propiedad y dos plantas de empaquetado”.

También precisó que “las exportaciones de ambas compañías superan el 90% de sus ventas”. Y aclaró: “Las filiales peruana y sudafricana seguirán operando con normalidad, manteniendo su equipo directivo y empleados, con operaciones y programas de suministro siguiendo su curso habitual”.

Con el acuerdo global cerrado con San Miguel, que se completó ayer con la transferencia de la operación en Sudáfrica, el grupo español controlado por el fondo de inversión Miura Partners prevé llegar este año a una facturación que rondará los 800 millones de dólares.

La citrícola tucumana, en la comunicación enviada a la CNV ayer, explicó: “Conforme fuera informado, esta transacción permitirá reconfigurar la estrategia de negocio de largo plazo, con un enfoque más profundo en el desarrollo de proyectos industriales basados en ingredientes naturales -dentro de Sudáfrica, Argentina y Uruguay- reafirmando la posición de la Sociedad como líder mundial en el procesamiento de limón”.

El vuelco en la estrategia comercial de San Miguel tiene como objetivo revertir los números rojos de la compañía, que cerró el primer semestre de este año con una pérdida integral por $8.993 millones, según el balance presentado el 9 de agosto pasado ante la Comisión de Valores. En los últimos cinco años, el primer semestre cerró con pérdidas en cuatro excepto en 2020.

La decisión de los accionistas (que además de Miguens-Bemberg, completan Otero Monsegur y otros inversores entre los que sobresale la Administración Nacional de la Seguridad Social) es apuntar todos los cañones al segmento de producción industrial basada en ingredientes naturales, por eso también es que dentro del acuerdo de venta de la filial Sudáfrica, conservan esta parte del negocio.

En la reseña que acompañó su último balance, San Miguel destacó que “la finalización de la cosecha de la presente campaña muestra como resultados en los dos orígenes, Argentina y Uruguay, una producción de fruta de muy buena calidad y con mayores volúmenes a los del año anterior. Lo mismo para el limón de molienda, donde los resultados arrojan altos rendimientos en la extracción”.

Además, remarcó que “por el lado del mercado abierto de aceite el nivel de contratación hoy está cerca del 85% de nuestra disponibilidad. Los contratos de cáscara están cerrados en su totalidad y se está avanzando en los contratos de jugo”.

En lo que va de 2022 el volumen de fruta cosechado llegó a 105.358 toneladas y la molienda a 131.995 toneladas. Las ventas de productos industriales en el mercado interno fueron equivalentes a 9.106 toneladas y las de fruta fresca a 1.489 toneladas.

En cuanto al mercado externo se registró una fuerte prevalencia en la venta de productos industriales, que ascendió a 24.379 toneladas, contra las exportaciones de fruta fresca por 392 toneladas.

Temas

Dejá tu comentario