Efecto coronavirus: Francia espera la peor recesión desde la Segunda Guerra Mundial

El gobierno advirtió que la contracción será mayor al -2,2% y alertó que la pandemia de coronavirus puede acabar con la zona euro.

La pandemia del coronavirus provocará en Francia este año la mayor recesión de su economía desde el final de la Segunda Guerra Mundial en 1945 y amenaza con acabar con la zona euro si no se limitan las divergencias económicas entre los países, advirtió este lunes el ministro de Economía, Bruno Le Maire.

En una presentación ante el Senado, Le Maire aseguró que el retroceso de la economía en Francia estará "muy por encima" del -2,2 % registrado en 2009, la peor cifra hasta ahora desde la posguerra, correspondiente a las consecuencias de la crisis económica de 2008.

La cifra de -2,2% corresponde a la primera evaluación hecha entonces. Fue revisada posteriormente a -2,9%, precisó poco después el ministro.

"Esto muestra la magnitud del shock económico al que nos enfrentamos", añadió Le Maire durante una audiencia de la Comisión de Relaciones Económicas del Senado.

Francia entrará este martes en su cuarta semana de confinamiento, que tiene a muchos sectores económicos totalmente paralizados.

En su presupuesto revisado, adoptado a mediados de marzo, el gobierno francés pronosticaba una recesión de 1% este año, pero Le Maire estimó unos días después que el impacto sobre la economía sería mucho mayor.

Según el Instituto de Estadísticas francés, un mes de confinamiento costaría a Francia alrededor de 3 puntos de PBI en un año, y dos meses de confinamiento alrededor de 6 puntos.

En ese marco, el ministro defendió las medidas "innovadoras" tomadas por el gobierno de Emmanuel Macron, que se centran esencialmente en la protección de los trabajadores afectados por los cierres ligados al coronavirus en Francia, aunque advirtió sobre las posibles consecuencias que habrá en la Unión Europea (UE).

"Es una crisis global. Uno de mis elementos de inquietud es la capacidad de la zona euro para resistir", afirmó Le Maire, quien sostuvo la necesidad de una actuación conjunta en el seno de la UE para evitar que crezcan las divergencias económicas entre los países, lo que haría insoportable la supervivencia del euro.

Francia teme que las economías más sólidas, como la de Alemania, "pongan sobre la mesa cifras astronómicas para proteger su economía" y "cuando acabe la crisis se recuperen más rápidamente" que otras naciones, como Italia.

"Una zona monetaria común no podrá soportar diferencias económicas crecientes entre sus miembros", dijo Le Maire, que señaló que "la zona euro explotaría si los países divergen mucho en materia económica", informó la agencia de noticias EFE.

Dejá tu comentario