Piletas y Covid-19: cómo pasar las vacaciones siendo cuidadosos 

Un especialista afirma que el principal peligro de las piletas públicas de deportes y recreación no es tanto la transmisión del virus a través del agua, sino la conducta de los usuarios.

4En el contexto actual, marcado por la pandemia causada por el Covid-19, distintas actividades tuvieron que cambiar su práctica o su manera de llevarse a cabo. Entre muchos ejemplos, uno de ellos es el de las piletas públicas de deportes y esparcimiento.

El Dr. Manuel Molina Pico, Director Médico de vittal, la empresa de urgencias médicas, señaló que, en principio, no hay evidencia acerca de que el coronavirus se pueda transmitir a través del agua clorada. “Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), una concentración residual de cloro libre de ±0.5 mg/I en el agua de la piscina durante un mínimo de 30 minutos de contacto a un pH menor 0.8 es suficiente para matar virus envueltos como el coronavirus”, afirmó el especialista.

Esto significa que, si se realiza la cloración de la piscina siguiendo las recomendaciones actuales y aplicando las mejores prácticas, es suficiente para desactivar el virus Covid-19.

Tanto el Ministerio de Salud de la Nación como diferentes municipios tomaron resoluciones para establecer medidas de prevención y cuidado a la hora de utilizar las piletas. Estas medidas, sin embargo, no afectan a las piscinas que funcionan en los consorcios o en casas particulares, aunque se recomienda su observación.

El Dr. Molina Pico advirtió que el peligro de contagio se relaciona más que nada con la conducta de las personas que visitan las piletas.

Algunas de las medidas de prevención son:

  • En principio, las piletas deben funcionar exclusivamente en espacios abiertos, sin techo ni paredes laterales.
  • Como en todos los casos, se debe mantener la distancia social de 2 metros y evitar mantener conversaciones en lo posible.
  • La cantidad de personas dentro de la pileta no debe exceder los 8 m2.
  • El uso de tapaboca es obligatorio en las instalaciones públicas, no así en la pileta propiamente dicha, en la cual se recomienda el distanciamiento social.
  • Se deben reservar turnos para que esta densidad poblacional no sea superada
  • Los vestuarios deben ser desinfectados y evitar que se junte gente en ellos y mantenerlos ventilados.
  • Las duchas no pueden utilizarse.
  • En el caso de piletas públicas (clubes, etc.) los usuarios deberán presentar declaración jurada en la que conste la ausencia de signos compatibles con la enfermedad COVID 19.

Dejá tu comentario