Racing le dio un nuevo golpe a River que lo deja contra las cuerdas

Deportes

Racing construyó un esforzado triunfo en el estadio Monumental, donde se impuso por 1 a 0 sobre River, por la octava fecha del Torneo Inicial y dejó al equipo de Núñez en zona de descenso.

Matías Cahais, de cabeza a los 69 minutos, anotó el tanto de la victoria del elenco de Avellaneda.

El público local estalló en los últimos minutos del partido, silbó a los jugadores, insultó a Daniel Passarella y pidió por el regreso de Ramón Díaz.

River intentó buscar de todas las maneras posibles, pero chocó una y otra vez contra un rival bien parado y sus propias limitaciones futbolísticas y anímicas.

Por su parte, Racing jugó el partido con calma, se mostró firme en defensa, combativo en la mitad de la cancha y supo aprovechar los errores rivales.

El local intentó ser dominador de las acciones en los primeros minutos, pero su entusiasmo quedó limitado por su falta de recursos y la solidez que mostraba la visita, con una defensa comandada por Sebastián Saja y Fernando Ortíz.

Con el correr de los minutos, el desarrollo pasó a la pelea en la mitad de la cancha, donde ambos chocaban, sin lograr claridad ni juego asociado para progresar en ataque.

Sobre los 21 minutos, el juvenil Luciano Vietto rompió la monotonía, pero su remate, mordido y muy desviado, también estuvo a altura del pobre nivel de juego mostrado hasta ese momento por los equipos.

El propio Vietto volvió a intentar cinco minutos más tarde, cuando con un amague hizo pasar de largo a Germán Pezzela, pero otra vez su disparo se fue lejos.

Dentro de este pobre contexto, llegó la situación más clara del primer tiempo, que fue para el local: Leonardo Ponzio recogió un despeje tras un córner, cedió a la derecha para Carlos Sánchez, éste lanzó el centro, preciso para el cabezazo de David Trezeguet, que venció la estirada de Saja y pasó muy cerca del palo más lejano.

Los últimos minutos de la primera etapa mostraron más imprecisiones y el público local despidió a sus jugadores con algunos silbidos.

El complemento fue la contratara de la primera parte, ya que si bien no se vio un juego de alto vuelo, se produjeron situaciones de riesgo en ambos arcos y la mitad de la cancha comenzó a ser zona de paso y no de pelea.

Almeyda dispuso dos cambios ofensivos -Rodrigo Mora por Sánchez y Manuel Lanzini por Martín Aguirre- y River logró en los primeros minutos acorralar a la "Academia", que trataba de hacer pie sin lograr replicar.

Pese al momentáneo dominio, el local sólo tuvo una chance clara, en los pies de Trezeguet, pero el delantero remató desviado, tras ser habilitado por Facundo Affranchino.

Pasados los 20 minutos, Racing logró salir del fondo, el asedio local se desinfló y la visita mostró lo suyo: el recién ingresado Mauro Camoranesi habilitó a Vietto, quien se fue de cara al gol, pero Marcelo Barovero se quedó con el mano a mano, enviando el balón al córner.

El exarquero de Vélez tuvo que esforzarse para contener un cabezazo de Ortiz, tras ese saque de esquina, pero no pudo hacer nada ante otro testazo, esta vez de Cahais, quien abrió el marcador, luego de un tiro libre de Diego Villar.

Con la apertura del marcador, Racing volvió a recostarse unos metros más atrás y River cayó presa de la desesperación, sin lograr vulnerar a la última línea defensiva de la visita.

Pese al dominio territorial y a la posesión del balón, River sólo pudo elaborar una jugada de riesgo en los últimos minutos, pero Saja se lució con una gran atajada para ahogar el grito de gol del uruguayo Mora.

Así, Racing le dio un golpe duro a River, que lo deja contra las cuerdas. En zona de descenso, el conjunto de Núñez se llenó de dudas y, si bien Matías Almeyda manifestó en el vestuario sus ganas de seguir, la continuidad del técnico pende de un hilo.

Dejá tu comentario