River ya le comunicó a la Conmebol qué hará tras el brote de Covid-19

Deportes

El conjunto de Núñez decidió presentarse con los jugadores que tenga disponibles. Además, solicitó incorporar dos arqueros a la lista.

River le pidió formalmente a la Conmebol la habilitación de los arqueros Alan Leonardo Díaz y Agustín Gómez, de 21 y 19 años, respectivamente, para que puedan jugar en la Copa Libertadores, como una excepción por el brote de Covid-19 que sufre el plantel. El miércoles, el conjunto de Núñez deberá afrontar un trascendental partido ante Independiente Santa Fe de Colombia.

Ambos futbolistas no están incluidos en la lista de buena fe de 50 futbolistas. El problema es que dentro de los 20 casos están los cuatro arqueros que fueron incluidos por el entrenador Marcelo Gallardo para disputar la Libertadores.

La respuesta de la Conmebol a estar horas es incierta por dos motivos. Por una lado, sólo se puede modificar un jugador de la lista de la Copa Libertadores por lesión y el Coronavirus no entra en esos parámetros.

https://twitter.com/RiverPlate/status/1394490295753093121

Por otro lado, River tenía la posibilidad de anotar 50 jugadores, como si hicieron el resto de los equipos, y rechazó esta variable inscribiendo solo a los profesionales. En total, Gallardo decidió que en la planilla figuraran 32 futbolistas para “no generarle falsas expectativas a juveniles con los que no estaba trabajando”.

Además, el club de Núñez ratificó en el comunicado que afrontará ese encuentro ante el equipo colombiano con los jugadores de que pueda. Por el momento, sólo tendría 9 futbolista para enfrentar dicho encuentro, sin contar a los lesionados a los que podría recurrir, y el mínimo es 7.

El Comunicado de River

A 432 días de declarada la pandemia internacional de Covid-19, el Club Atlético River Plate se encuentra hoy con un plantel de fútbol que, pese a haber cumplido con todos los protocolos, tiene 25 casos positivos de coronavirus (se incluyen integrantes del cuerpo técnico y de las áreas de cocina y seguridad).

Resulta desalentador confirmar que no alcanzó con diseñar procesos específicos y ampliar cuidados para evitar un espiral de contagios de esta naturaleza.

Desde que volvió a los entrenamientos, River Plate dejó de concentrarse en el Monumental para hacerlo en hoteles donde cada persona tuviera una habitación individual, se armaron burbujas, se reforzaron las medidas de higiene y la utilización de barbijos, se modificó la modalidad de los traslados por tierra y aire, y se testeó a jugadores y cuerpo técnico cientos de veces, con test complejos de PCR y también de antígenos para reforzar los controles.

Estas pruebas se hicieron inclusive más veces de lo requerido, conscientes de que era un mecanismo fundamental para evitar contagios masivos. Además, se reforzaron los cuidados en días de partido, reduciendo al mínimo indispensable el personal involucrado en cada actividad.

Sin embargo, en el marco de uno de los momentos más críticos de la pandemia a nivel regional y de nuestro país en particular, que hoy confirma 28.680 nuevos contagios y 505 muertes, considerando lo excepcional de la situación objetiva y concreta que implica contar con una cantidad de jugadores inferior a la necesaria para jugar un partido en condiciones normales, y luego de hacer las averiguaciones y consultas técnicas del caso, el Club Atlético River Plate informa:

Que se ajustará al reglamento de Conmebol que establece que mientras se cuente con un mínimo de siete jugadores aptos de la lista de buena fe los equipos deberán presentarse a competir ya que de lo contrario estarán sujetos a las sanciones que surgen del reglamento.

Asimismo, en lo que refiere a la posición de arquero, también ajustándose al reglamento -dada la particularidad del puesto y conforme a lo establecido en cuanto a la su sustitución por lesión en cualquier momento de la competencia- River Plate ha elevado al área de competencias de Conmebol una nota solicitando la inclusión de Alan Leonardo Díaz y Agustín Gómez en la lista de buena fe.

En este difícil contexto y en línea con la conducta sostenida durante toda esta pandemia, la principal preocupación del Club Atlético River Plate está centrada en la salud y el bienestar de sus jugadores, cuerpo técnico y respectivas familias.

Dejá tu comentario