Se quedaron en intenciones

Deportes

Vélez quedó como único puntero del torneo Clausura, luego de la quinta fecha, aprovechando su triunfo por la mínima diferencia ante Newell's y los empates de Boca ante Independiente en un gol y de River, en La Plata, ante Estudiantes sin goles, por lo que el equipo millonario aun ganando el pendiente ante San Martín de San Juan no lo va a poder alcanzar. La nota sorpresiva de la fecha la dio Banfield quien goleó por 5 a 0 a Lanús como visitante en el clásico, sobreponiéndose de tres derrotas consecutivas. Otro que volvió a ganar fue San Lorenzo, quien superó por la mínima diferencia a Racing, acrecentando más su crisis. El partido más emocionante de la fecha lo jugaron Arsenal y Gimnasia de Jujuy que empataron 3 a 3.

El duelo táctico superó al fútbol por lo que Estudiantes y River empataron sin goles, en un partido más luchado que jugado.

Los dos técnicos plantearon esquemas ofensivos, pero la falta de contundencia de los dos ataques hicieron que las buenas intenciones quedaran sólo en eso.

Estudiantes fue muy superior en el primer tiempo desde la categoría de Juan Sebastián Verón y con la precisión para tirar centros de Leandro Benítez. Tuvo varias situaciones de gol que hicieron lucir a un Carrizo de gran actuación.

Con el correr de los minutos fue emparejando River. Creció el trabajo de Ariel Ortega, que se hizo eje de todos los ataques del equipo de Simeone y aunque no tuvo muchas situaciones de gol, presentó la más clara y la desperdició Sebastián Abreu en el área chica.

En la segunda etapa el dominio fue alternado. El partido ganó en vivacidad, pero perdió en precisión.

Los dos trataron de utilizar sus mejores armas: River, la habilidad de sus mediocampistas y atacantes y Estudiantes, la precisión en la pegada de Verón y Benítez y la velocidad de sus delanteros.

En ese marco hubo varias situaciones de gol, pero las buenas actuaciones de los arqueros y la falta de contundencia de los delanteros hicieron que el resultado no se modificara.

Los dos técnicos intentaron variantes buscando cambiar la situación. Simeone sacó a Abelairas en el entretiempo y lo reemplazó por Augusto Fernández logrando equilibrar el juego en la mitad de la cancha, donde perdía permanentemente; después hizo entrar a Buonanotte por Alexis Sánchez, quien no tuvo una buena actuación, pero el pequeño mediocampista no consiguió «entrar en el partido» y sobre el final sacó a Ortega por un golpe y lo reemplazó por Ferrari, aceptando el empate como un buen resultado.

En Estudiantes, Sensini primero puso al paraguayo Cristian Bogado por Lugüercio, buscando más explosión por la derecha, después cambió a Maggiolo por Lázzaro, para tener altura en el área contraria y por último hizo ingresar a Diego Galván (que volvió después de 6 meses) por Moreno y Fabianesi.

Ninguna de las modificaciones le dio rédito.

Este empate sin goles para dos equipos que jugaron con tres delanteros netos y muchos volantes ofensivos demuestra que no por poner más delanteros se es más contundente. Los dos juntaron muchos hombres en ofensiva, pero terminaron achicando los espacios de maniobra y no pudieron ser efectivos.

Dejá tu comentario