Tras el escándalo, Almeyda ironizó: "No soy un asesino"

Deportes

El volante Matías Almeyda le restó importancia al incidente que tuvo con su compañero Mauro Díaz en la práctica que esta mañana cumplió el plantel de River Plate, de cara al partido de este fin de semana ante Arsenal por la sexta fecha del torneo Clausura de fútbol de primera división.

"Estoy escuchando lo que dicen y parezco un asesino. Hablo para tranquilizar un poco. Estaba enojado por otra cosa y justo la pagó Maurito", manifestó el capitán del conjunto "millonario"

"Hoy me enojé en la práctica. Tampoco estaba enojado con Acevedo. Me tiré a recuperar una pelota, él sufre con uno de los tobillos y tuvo que salir. No pasó nada diferente a lo que pasa en otras prácticas, la diferencia es que había una cámara", explicó Almeyda en declaraciones televisivas.

El experimentado mediocampista comentó que antes de tomar del cuello a Díaz el juvenil le había "entrado fuerte en otra jugada" sin pedirle "disculpas" y esperó para "devolvérsela, como en cualquier práctica".

Aunque aclaró que "Maurito es una excelente persona, le pido perdón públicamente y terminó todo bien en el vestuario".

Además, Almeyda, quien tiene pensado retirarse en junio, tuvo un cruce fuerte con Walter Acevedo, quien debió retirarse de la práctica con un golpe en el tobillo izquierdo, ante una barrida al piso fuerte del capitán de River.

"A Walter no le pegué, justo se trabó y sintió una molestia por el problema que él tiene en la zona del tobillo. No estaba enojado con él", agregó Almeyda sobre Acevedo.

Acevedo abandonó la práctica por una leve torcedura en el tobillo, que no le impedirá comenzar el partido ante Arsenal, en Sarandí, el próximo sábado a las 19.10, en un duelo de apremiados en la tabla de los promedios.

Por su parte, el entrenador, Juan José López, puso paños fríos a la situación ocurrida en la práctica realizada en la cancha uno del predio que River posee en la localidad bonaerense de Ezeiza.

Dejá tu comentario