Triunfó San Lorenzo

Deportes

San Lorenzo era conocedor de sus necesidades y de sus limitaciones. Necesitaba los puntos de manera imperiosa y eso lo sabía la gente de Rosario Central. Las motivaciones eran distintas, diametralmente opuestas, por lo que significaba el triunfo de uno o de otro. De lo contrario no se puede entender esa primera media hora de San Lorenzo, donde caminó en el filo de la cornisa y bien pudo dilapidar un gran caudal de sus ilusiones.

El partido, el juego o el dominio de la pelota, si se quiere, pasó de un lado al otro. Rosario Central tuvo todo en los treinta minutos iniciales. Salida limpia desde el fondo, porque ni Romeo ni Estévez (demasiado aislados uno del otro) eran capaces de retener el balón. Mucho menos en el medio, donde Ezequiel González se hizo eje de un semicírculo -que iba de un lateral al otro-y donde Díaz, Quinteros, Erroz, Cuberas y Becerra, buscaban espacios para abastecer a Arriola y Pizzi. Hasta ahí bastaba con enviar algún pelotazo cruzado para que toda la defensa de San Lorenzo se moviera en una llamativa desincronización, hasta que San Lorenzo comenzó a hacérsele fácil lo que minutos antes era impensado. La mejora comenzó cuando los de arriba comenzaron a tapar la salida de Loeschbor y Lequi (por derecha). Michelini y Rivarola se fueron haciendo de la pelota, Leo Rodríguez comenzó a insinuar (y luego concretar) todo lo que sabe y puede, se enganchó Erviti y ya Romeo y Estévez no quedaron tan solos. En pocos minutos San Lorenzo comenzó a hacer historia. Foul de Cuberas a Estévez al costado del área. Llegó el centro y Ameli -de cabeza y a la red-remendó los errores que había cometido en defensa.

Cuando Rosario Central procuró volver al juego del comienzo era tarde. Diferente porque San Lorenzo presionaba con más gente. Si el andar era distinto mucho más lo fue luego de la mano que le dio Baldassi, que «compró» una caída de Romeo como penal. Remató Leo Rodríguez y marcó el segundo. Se podría decir que ahí terminó el partido.

Arriola intentó tomar el bastón de mando en Rosario Central, pero no pegaba en ofensiva como lo hacía en la primera parte. Para sus males San Lorenzo se había acomodado para cerrar caminos (léase nuevamente Coloccini) y para salir en contraataque. Romeo marcó el tercero y si bien los rosarinos estuvieron cerca de concretar, San Lorenzo también lo estuvo para estirar diferencias. Lo importante es que Pellegrini y sus boys no perdieron el sueño.

Rosario Central:
Tombolini; D. Díaz, Loeschbor y Lequi; Quinteros, Erroz, Cuberas, Becerra y E. González; Arriola y Pizzi. DT: Bauza.

San Lorenzo:
Campagnuolo; Serrizuela, Ameli, Coloccini y Paredes; Erviti, Rivarola, Michelini y L. Rodríguez; Estévez y Romeo. DT: Pellegrini.

Goles:
PT 35m Ameli (SL); ST 14m Rodríguez (SL), de penal, y 46m Romeo (SL).

Cambios: ST 12m E. Tuzzio por Paredes (SL); 16m F. Arias por Erroz (RC); 32m J. Quinteros por Estévez (SL), I. Moreno y Fabianesi por Quinteros (RC); P. Sánchez por Becerra (RC); 36m M. Santana por Erviti (SL).

Incidencias: ST 45m expulsado Arias (RC).

Estadio: Rosario Central.

Arbitro: Baldassi.

Dejá tu comentario