20 de noviembre 2001 - 00:00

11:40 hs: INDUSTRIAL LLAMA AL DIÁLOGO CON TODOS LOS SECTORES

11:40 hs: INDUSTRIAL LLAMA AL DIÁLOGO CON TODOS LOS SECTORES

Propuso el titular de la Unión Industrial Argentina (UIA), José Ignacio de Mendiguren, que se reúnan "los que tienen poder de decisión" para salir de la crisis. Estimó que debe buscarse el rumbo a partir "del consenso". Criticó además las auditorías y el asesoramiento brindado por el FMI.

El presidente de la mayor cámara industrial de Argentina criticó severamente el asesoramiento que el país ha recibido del Fondo Monetario Internacional y propuso llamar a "los que tienen poder de decisión" para salir de la crisis.

"Los mismos que durante años nos decían que las reformas estructurales que hacíamos eran espectaculares, un día nos dijeron que éramos como Nigeria", dijo el titular de la Unión Industrial Argentina (UIA), José Ignacio de Mendiguren.

Al referirse a la crisis de más de tres años y a las auditorías que periódicamente hacen los técnicos del Fondo Monetario Internacional de la economía argentina, de Mendiguren señaló que "la sociedad quiere que todos sumemos para empezar a construir".

Añadió que es necesario llamar "a los que tienen poder de decisión para junto con ellos hacer los cambios" que se requieren para reactivar la economía.

El titular de la UIA, que suele ser crítico con la orientación de la política económica, exhortó a que se inicie un diálogo entre los distintos sectores para resolver los problemas a partir del "consenso".

"Esta gente del FMI que vino y auditó a la Argentina durante diez años nunca vio la desocupación que generaba, como se caían el valor agregado de la exportación y el nivel de actividad", dijo el industrial.

Añadió que "en ese periodo (de los años noventa) endeudaron a un país que ya venía mostrando incapacidad para pagar".

"Si un país no tiene crecimiento, expulsa empleo y no tiene consumidores, quién duda que terminará como terminó la Argentina", sostuvo.

El próximo lunes llegará a Buenos Aires una misión del FMI, según anunció ayer, lunes, el presidente Fernando de la Rúa.

Argentina espera que el organismo anticipe este mes un desembolso de 1.200 millones de dólares previsto para diciembre, para hacer frente a los compromisos de su deuda pública.

El Gobierno puso en marcha un plan para la reprogramación de la deuda pública, calculada en 132.000 millones de dólares, que comenzó ayer, lunes, con un tramo para los inversores locales con títulos en su poder, cuando la tasa del riesgo país llegó a superar la barrera de los 3.000 puntos básicos.

De Mendiguren hizo el lunes un llamamiento al empresariado argentino, en particular a los representantes de empresas privatizadas y del sector financiero, a "asumir la responsabilidad" por la persistencia de la crisis.

También reclamó "un proyecto de redistribución del ingreso" para reactivar al mercado interno.

De esa forma se diferenció de los empresarios que suscribieron el fin de semana pasado un comunicado en el que reclamaron "un pacto nacional" para salir de la crisis.

De Mendiguren dijo que la UIA prefirió no estar incluida en el comunicado por entender que "el problema" de Argentina "pasa por otro lado" y no solo por el recorte del gasto público.

Dejá tu comentario

Te puede interesar