Comercio: advierten que el 78,8% tendrá problemas para pagar el aguinaldo

Economía

Pese a la negativa de los sindicatos, desde la cámara del sector sostienen que deberán cancelarlo en cuotas. Otros sectores también expresaron su preocupación y piden financiamiento.

Una encuesta realizada por la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC) arrojó que el 78,8% de las empresas tendrá problemas para pagar el aguinaldo, poniendo así cifras concretas a una problemática que muchos empresarios deberán afrontar en los próximos días. Es que en algunos casos, tienen contemplado cancelar la primera mitad del Salario Anual Complementario (cuyo plazo legal, en realidad, concluyó ayer) en cuotas, pese al rechazo de los sindicatos. Desde otros sectores, en tanto, piden por más financiamiento para mitigar el impacto de la pandemia en el consumo y la producción.

Según el relevamiento llevado a cabo por la CAC en empresas de diversos tamaños (desde nueve empleados, hasta más de 200), el 29,5% no podrá abonar el medio aguinaldo, mientras que el 49,3% lo hará parcialmente o en cuotas. A raíz de las complicaciones que se suscitaron con la llegada de la pandemia, desde la cámara sostuvieron que plantearon al Gobierno la necesidad de ayuda y que, ante la negativa, contemplaron la posibilidad de cancelarlo en cuotas. “Tuvimos varias reuniones con Armando Cavalieri (secretario general del Sindicato de Empleados de Comercio), quien nos dijo que era imposible aceptar el pago en cuotas. Nosotros dijimos que entendíamos su posición, pero la realidad es que acepten o no, hay empresas que no lo van a poder pagar de otra manera que no sea cuotificada”, sostuvo a Ámbito, Mario Grinman, secretario de la CAC, quien agregó: “Vamos a asumir las consecuencias de las cosas que puedan suceder. Pero quizá en este ambiente tan complicado, el sindicato sea un poco más benévolo”.

Grinman destacó que algunos sectores, como los supermercados, están en condiciones de pagar el aguinaldo. “Hay otros, que estuvieron cerrados por poco tiempo, pero que tienen espalda. Pero la mayoría no lo puede pagar. No es que no quiere. Ahora, especialmente en el interior donde hay una relativa normalidad, está trabajando el 85% de los comercios. Pero trabajan a un 50% menos de facturación que el día previo a la cuarentena”, remarcó el secretario de la CAC, quien subrayó: “En cuanto al financiamiento, nadie va a ir a pedir plata. Porque no se la dan a tasa cero, en el mejor caso dan a 24%. ¿Pero quién podría endeudarse a pagar un crédito cuando no está vendiendo?”.

Desde la CAME también estiman que una gran cantidad de empresas tendrá dificultades para pagar el aguinaldo. “Calculamos que las empresas que piden el ATP no van a poder abonarlo. Es el 50% de las pymes del país, unas 300.000. Las más complicadas son las micro empresas, que tienen hasta nueve empleados, seguida por las pequeñas, que tienen hasta 50”, sostuvo a este diario Pedro Cascales, vocero de la entidad, quien agregó: “Le pedimos asistencia al Gobierno, que dijo que no y tampoco tuvimos respuesta del sindicato para poder pagarlo en cuotas. Con lo cual es probable que la mayoría lo termine pagando en cuotas de facto, con acuerdo entre los empleados. Es algo que puede generar conflictividad, porque si un empleado dice que no quiere cobrarlo en cuotas, puede terminar en un juicio. Creemos que en el caso del AMBA y Chaco (los sectores más afectados por el coronavirus), va a ser un problema serio”.

También vislumbran un escenario complejo desde el sector industrial. “Nosotros hicimos una encuesta donde claramente dio que el 51% de las empresas decía que no podía pagarlo y el 22,5% decía que lo iba a pagar en cuotas”, sostuvo Daniel Rosato, presidente de Industriales Pymes Argentinos, quien remarcó: “En ese sentido, lo que pedimos es financiamiento. El problema que tenemos es la cantidad de pymes que están paralizadas por falta de financiamiento; muchas pueden pagar el salario por falta de financiamiento. En algunos casos, reciben el subsidio del ATP, pero las pymes que comenzaron a funcionar lentamente no tienen capital para poder ser sustentables”.

Con ese panorama, la diputada nacional por la Ciudad de Buenos Aires Carla Carrizo (UCR) presentó el lunes un proyecto de ley en el cual propone que empleadores y trabajadores del sector privado estén exceptuados del pago de aportes y contribuciones previstos en el aguinaldo. En su iniciativa la legisladora planteó la suspensión del pago de aportes y contribuciones que integran la CUSS (Contribución Única de la Seguridad Social) y a las obras sociales en el Sueldo Anual Complementario (SAC) correspondiente a 2020, tanto para empleadores como para trabajadores del sector MiPyME. “Las obligaciones que buscamos suspender implican para empleadores poco más del 25% del salario anual complementario que paga y para los trabajadores una deducción del 17%”, explicó Carrizo.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario