Al límite: por frío cortan más luz y gas a empresas

Economía

Ya no es sólo la baja temperatura lo que en materia energética pone al país al límite. Se suman factores como problemas en la generación de electricidad (pocas lluvias en el Comahue), un crecimiento de 30% en el consumo y hasta ayer se mencionó un eventual recorte de los envíos de gas de Bolivia a la Argentina. Este precisamente será el tema central de una cumbre entre Néstor Kirchner y Evo Morales en ocho días en Asunción. Pero ayer puntualmente se aplicaron nuevas restricciones en el consumo a empresas. Todo con la política oficial de que el impacto de los recortes pase lo más inadvertido posible. Por ello es que en esta oportunidad se mantuvo el suministro de GNC. La situación es delicada aún porque el gas escasea y al mismo tiempo es necesaria su utilización para generar electricidad (dado que se produce menos por ese agotamiento de reservas en el Comahue). Inclusive con todas las medidas adoptadas, el consumo eléctrico ayer estuvo cerca del máximo. El invierno recién va a comenzar y ya se está aplicando un sistema de emergencia. Queda, más allá de lo que suceda este año, el interrogante para 2008, cuando la economía y el consumo sigan en aumento y ya ni siquiera con temperaturas normales pueda asegurarse el suministro. Dependerá de si llegan a tiempo para construir dos nuevas centrales. Pero esto parece de larguísimo plazo, cuando lo decisivo está hoy en el pronóstico meteorológico semanal. Todo por no detenerse hace dos años como mínimo para planear lo que era simple de prever con un país que venía creciendo a 8,5% promedio.

Empezó ayer la semana hábil con la continuidad de los cortes de gas a industrias, aun a aquellas que tienen contrato de servicio firme en Capital Federal, conurbano, provincia de Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba. También volvieron a aplicarse restricciones al consumo eléctrico de empresas (ver nota aparte).

En tanto, el suministro de gas a hogares y el GNC se mantuvo en niveles normales. No obstante, la Secretaría de Comercio Interior de Guillermo Moreno intimó a un grupo de empresas a explicar las razones por las que se cortó el servicio a estaciones entre viernes y sábado.

  • Llamativa

    La medida es muy llamativa, porque las empresas privadas no deciden solas a quién interrumpir el suministro. La decisión se toma en el llamado Comité de Emergencia, integrado por todas las compañías energéticas, los entes de control y un representante de la Secretaría de Energía.

    La incongruencia queda más evidente cuando se advierte que algunas distribuidoras gasíferas suministraron gas a pedido del gobierno, durante viernes y sábado, a refinerías para que pudieran seguir produciendo gasoil, y a centrales térmicas debido a la disminuciónde las reservas de agua en el Comahue.

    Hay quienes sospechan de una puja entre el secretario de Energía, Daniel Cameron; y Moreno, un hombre alineado con el ministro de Planificación, Julio De Vido. Sin embargo, también se advierte la búsqueda de eventuales culpables, como si esto atenuara el malestar del públicocuando se corta el GNC. Las empresas que recibieron notas de Comercio Interior son las distribuidoras Litoral, MetroGas, Gas Natural Buenos Aires Norte y Camuzzi Pampeana y Sur, las transportistas TGN y TGS, y las productoras Repsol, Total, Petrobras, Pluspetrol, Tecpetrol y Chevron.

  • Apercibimiento

    Según un vocero oficial, esas empresas fueron notificadas por la falta de GNC, bajo apercibimiento de aplicarles la Ley de Abastecimiento. Dos de las distribuidoras dijeron que sólo fueron convocadas a una reunión para hoy, y Repsol YPF dijo que fue intimada como operadora de estaciones de GNC.

    El despacho de gas está controlado desde el organismo regulador, y, en principio, las autoridades tienen que saber al instante cuánto gas se está inyectando en gasoductos y hasta dónde se direcciona. Cuando el gas que se quiere sacar a la salida del ducto es más del que se inyectó, baja la presión en las cañerías, y lo mismo ocurre en las redes de distribución, por lo que hay que imponer límites a los que consumen, para que la presión vuelva a ser normal y no se afecte el consumo domiciliario.

    Esta situación es la que habría motivado los cortes de GNC. Las intimaciones de Moreno indicarían que no confía en la forma en que se está despachando el gas o que está haciendo una actuación para una finalidad política.
  • Dejá tu comentario