El impacto del dólar blue: ¿qué puede pasar con los alquileres?

Economía

La suba impacta en la inflación por la remarcación de precios, y esto tiene consecuencias directas sobre distintos sectores. Uno de ellos son los alquileres.

El dólar blue alcanzó nuevos máximos que lo llevaron a amenazar con llegar a los $300, en una semana que empezó con más tensión cambiaria tras la salida de Martín Guzmán y la entrada de Silvia Batakis en el ministerio de Economía. El impacto en el bolsillo, pese a que se trata de un comercio en definitiva ilegal, se siente.

Es que la suba termina impactando en la inflación por la remarcación de precios, y esto tiene consecuencias directas sobre distintos sectores. Uno de ellos son los alquileres.

El escenario de máxima tensión financiera con los dólares alternativos quebrando récords le suma presión a la inflación. Es que, tal como remarcan los analistas, la incertidumbre atenta contra las expectativas de que el costo de vida pueda aplacarse en los próximos meses y eso puede generar, a su vez, remarcaciones “preventivas o especulativas”.

Con la disparada del dólar blue el sector inmobiliario y los inquilinos se pusieron en alerta. Según el Índice de Contratos de Locación (ICL) que publica diariamente el Banco Central (BCRA), ya se proyectaba un ajuste del 58,15% para julio. Pero ahora podría ser mayor.

La semana pasada, desde el Colegio Único de Corredores Inmobiliarios de la Ciudad de Buenos Aires (CUCICBA) aseguraron que la suba de los precios de los alquileres de acuerdo al ICL alcanzará el 58,15% en julio. Así, por ejemplo, quienes iniciaron un contrato en julio del año pasado por $47.047 mensuales, que era el valor promedio que se pagaba entonces en Palermo según ZonaProp, pasarán a abonar $74.404. El monto se encuentra por debajo de lo que cuesta cerrar un nuevo contrato de alquiler hoy en ese barrio porteño ($80.463).

De acuerdo al index mensual que realiza ZonaProp, alquilar un monoambiente en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) cuesta $53.993 por mes. Un departamento de dos ambientes y 50 m² se alquila por $64.581 por mes, mientras que una unidad de tres ambientes y 70 m² cuesta $87.931 por mes, en ambos casos, sin considerar el costo de las expensas y otros servicios.

Sin perspectivas claras sobre el rumbo que seguirá la economía, mientras el Gobierno parece perder las riendas del dólar y sin poder domar a la inflación, los precios van desbocados. Además, se demora el tratamiento de los dictámenes para modificar la ley de alquileres, los precios suben y la oferta sufre el desabastecimiento.

Dejá tu comentario