Amenaza a mercados: Europa sigue a EE.UU. y sube también tasas

Economía

Francfort (Reuters) - El Banco Central Europeo (BCE) elevó ayer las tasas de interés un cuarto de punto, hasta 2,5%, el mayor nivel en tres años, y dejó pocas dudas de que continuará subiéndolas en los próximos meses.

Las Bolsas europeas cerraron con una baja de casi 1% (el índice paneuropeo FTSEurofirst 300 perdió 0,9%, con caídas en más de 200 títulos). El índice CAC 40 de París perdió 1%, el DAX de Francfort cayó 1,4% y el FTSE 100 de Londres bajó 0,2%.

El euro tuvo una reacción favorable tras la decisión y ayer alcanzó su máxima suba en un mes (1%). Llegó a 1,204 dólares por euro, partiendo de un cierre del miércoles de 1,192.

«Esta decisión refleja los riesgos crecientes para la estabilidad de precios que hemos identificado», dijo el presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, después de que la entidad subió su tasa en 0,25% por segunda vez en tres meses.

«Las tasas de interés en todo el espectro de vencimientos siguen en niveles muy bajos, tanto en términos nominales como reales, y nuestra política monetaria sigue expansiva», sostuvo.

• Opciones

Trichet reveló que el consejode gobierno del Banco discutió opciones que incluían la posibilidad de un alza de 0,50%, algo que sólo hizo dos veces en su historia y que no ha hecho desde junio de 2000. «Evaluamos los pros y los contras asociados con varias posibilidades. Consideramos unánimemente que la decisión apropiada para hoy era 0,25%», dijo. Así dejó entrever que se aproximan nuevas subas, que podrían llevar la tasa en Europa a 2,75% o 3% para fin de año.

A su vez, el BCE revisó sus proyecciones económicas. Rectificó al alza las estimaciones para la inflación de 2006 y 2007, a 2,2% cada año, comparado con 2,1% y 2,0% de las proyecciones de diciembre. La predicción de crecimiento también fue reconsiderada, a 2,1% en 2006 y 2,0% el próximo año, desde 1,9% previo.

Los operadores vieron el fortalecimiento en la recuperación económica como una señal de que el BCE podría convencerse más sobre la necesidad de acelerar el ritmo del ajuste monetario. «Se mostró más firme de lo que yo esperaba. Hay riesgo de que ellos actúen incluso ahora», dijo Meg Brown, economista de Brown Brothers Harriman en Nueva York, en referencia a las declaraciones del presidente de la entidad monetaria.

Trichet dijo que el banco está listo para volver a ajustar el crédito en cualquier momento para contrarrestar los peligros inflacionarios, lo que desató protestas de líderes empresariales, políticos y sindicales.

El ministro de Comercio de Italia, Adolfo Urso, atacó el aumento, al decir que dañaría el crecimiento económico y perjudicaría las exportaciones. «El BCE ha cometido un error al contribuir a la espiral alcista en las tasas, porque no existe un riesgo real de inflación en Europa», aseguró. «Más bien, hay un problema serio en lo concerniente al crecimiento, e incrementar los costos del dinerosupone quitarle oxígeno a la recuperación», agregó.

Según un sondeo realizado entre analistas, el BCE volvería a subir las tasas en junio y otra vez más antes de fin de año. Catorce de los veinte economistas consultados pronosticaron que las tasas crecerán a 2,75% en junio. «Continúa la expectativa de aumento en las tasas, aunque Trichet no insinuó la voluntad de acelerarlas», dijo Brian Hilliard, del Société Générale en Londres.

Dejá tu comentario