Aun con la suba, pareció una baja

Economía

Algunos analistas, sin poder encontrar más argumentos, comenzaron a ayer a culpar al costo del dinero por la mala rueda. Mala porque si bien el promedio industrial terminó el día con una suba de 0,35% en 9.186,04 puntos y el S&P 500 ganó 0,27 por ciento, lo cierto es que recién en los últimos 90 minutos los índices pasaron del lado ganador (el NASDAQ no llegó). Mala también porque en el "pre-mercado" la valuación de las operaciones de futuro apuntaba a un arranque alcista que no tuvimos. Una mala sesión también porque los datos sobre las órdenes que están recibiendo las fábricas superaron los cálculos de los analistas, pero sin embargo los inversores pasaron totalmente por arriba este dato. Si a las 14.30 las acciones pegaron un abrupto salto, fue sólo merced al poco vo-lumen operado y a la aparición una vez más de un rumor que indicaba que Saddam Hussein habría muerto. La verdad es que poco importa si la recuperación fue por una cuestión técnica o por el referido rumor, lo cierto es que no hubo nada concreto para impulsarla, por lo que bien hoy o mañana nos podríamos enfrentar un fenómeno de sentido inverso. Respecto de lo del iraquí, ya van tantas veces que se ha dicho lo mismo, que no sería raro que si se llega a producir el hecho, nos pase lo del pastorcillo y el lobo, y que ese día el mercado decida no prestarle demasiada atención al suceso. Sobre el argumento de la tasa para explicar la "mala onda" del día, basta con señalar que ayer los bonos del Tesoro se recuperaron y el costo del di-nero a 10 años bajó a 4,31 por ciento. Corren tiempos difíciles. Habrá que esperar a que vuelvan los veraneantes para ver cuánto.

Dejá tu comentario