Efecto Axel golpeó (algo) a bonos y riesgo-país subió 2,45%

Economía

Los títulos en dólares extendieron las pérdidas, pero bajaron sólo el 0,8%, mientras que en pesos cayeron hasta un 2,3%. También impactó negativamente falta de precisiones de Guzmán sobre la renegociación.

Los principales bonos cerraron ayer a la baja, luego de que la provincia de Buenos Aires extendiera hasta el 31 de enero el plazo de consentimiento para diferir el pago del Bono 2021 por u$s250 millones (ver pág. 2) y mientras se esperan detalles de la propuesta del Gobierno para reestructurar la deuda soberana, que alcanza a unos u$s100.000 millones. Los títulos en dólares terminaron con ligeras caídas, de hasta 0,8%, pero extendieron las pérdidas de los últimos días. En cambio, en pesos perdieron hasta 2,3%. Todo esto con un riesgo-país que subió 2,45%, a 1.967 puntos básicos. Es que un problema con la provincia más grande del país complicaría la negociación con los acreedores privados, a pesar del guiño de Guzmán del martes.

También influyó en la rueda la falta de detalles sobre el proyecto de ley enviado en la víspera al Congreso autoriza al Poder Ejecutivo a efectuar las operaciones de administración de pasivos y/o canjes y/o reestructuraciones de los servicios de vencimiento de intereses y amortizaciones de capital de los títulos públicos emitidos bajo ley extranjera. “El mercado no tomó bien la falta de definiciones sobre la deuda”, dijo un analista.

Sumado a esto, también impactó la decisión de la calificadora S&P Global Ratings de bajar a “default selectivo” (SD) su nota para la deuda argentina en moneda local pero mantuvo en “CCC-C” y con perspectiva negativa la deuda en moneda extranjera. La degradación fue decidida un día después que el Gobierno canjeó voluntariamente bonos en pesos que vencían entre febrero y abril por dos títulos nuevos que vencerán entre septiembre y diciembre. Ahora, la nueva calificación CCC+C “refleja una profunda vulnerabilidad del crédito y alto riesgo de no pago”, indicó S&P.

“Este indicador está cada vez más cerca de los 2.000 puntos que se creía que se habían dejado atrás en las semanas anteriores. Se presume que hasta que la situación no se estabilice, la medición no podrá experimentar una baja sostenida, mientras tanto solamente podría reaccionar a buenas noticias y ver bajas momentáneas hasta que se reestructuren la deuda y encuentre un piso dependiendo de lo logrado en ese campo”, destacó Joaquín Candia, de Rava Bursátil.

En tanto, el S&P Merval avanzó 1,2% a 44.002 puntos. Las principales subas fueron registradas por Banco Macro (+3,7%), Pampa Energía (+3,3%) y Transportadora de Gas del Norte (+3,1%), mientras que las bajas más importantes fueron anotadas por los títulos de Aluar (-2,4%), Tenaris (-1,4%) y BYMA (-0,8%). En simultáneo, los ADR subieron hasta casi un 6%.

Por otra parte, el dólar blue rebotó ayer, al ascender 25 centavos, a $77,75. En el ámbito bursátil, el Contado con Liquidación subió dos centavos, a $81,64, por lo que el spread con el mayorista se ubicó en 35,9%. Además, el dólar MEP avanzó 39 centavos, a $80,32, lo que dejó una brecha del 33,7% respecto de la divisa que opera en el MULC.

En el circuito oficial, el dólar solidario -que lleva el recargo del 30%-, cerró estable a $81,87, dado que el oficial minorista terminó la jornada sin cambios a $62,98. Luego de cuatro subas consecutivas, el mayorista se tomó un respiro y cedió tres centavos, a $60,07, de la mano de una oferta más intensa, que obligó a BCRA a intervenir con compras para evitar una caída mayor de la cotización. Fuentes privadas el mercado indicaron que la autoridad monetaria compró un monto entre los u$s40 millones y u$s50 millones. El volumen negociado cedió apenas un 2% a los u$s260,5 millones.

“Siempre en un marco de reducido volumen de negocios, la estrategia de regulación del tipo de cambio lo mantiene todavía con un piso definido por encima de los $60, un dato que parece sugerir la apuesta a mantener el ciclo de leves actualizaciones de los precios, en un proceso de tranquilidad y sin modificaciones bruscas en el corto plazo”, explicaron desde PR Corredores de Cambio.

En el mercado del Rofex, el volumen operado bajó casi 30%, a u$s150 millones, y la cotización del dólar para fines de enero subió apenas un centavo, a $60,74, mientras que para finales de febrero aumentó a $62,72, con tasas de 45,23% y 42,37%, respectivamente. Por último, las reservas del BCRA subieron u$s58 millones, a los u$s45.418 millones.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario