Bolivia no venderá más gas a precio bajo a la Argentina

Economía

La Paz (EFE, AFP, Reuters, ANSA) - El vicepresidente electo de Bolivia, Alvaro García Linera, anunció ayer que Bolivia no exportará más gas a la Argentina «a precio solidario» y que se negociarán nuevos términos.

«No hay más precio solidario. Vamos a trabajar un precio de mercado regional, que beneficie fundamentalmente al país»,
enfatizó en declaraciones a medios locales en La Paz.

Dueño de las segundas reservas más importantes de Sudamérica (las primeras extraíbles), Bolivia exporta gas a la Argentina a 2,08 dólares el millar de btu (unidad de medida) desde julio de 2004, por decisión del gobierno del entonces presidente Carlos Mesa.

El precio de venta fue establecido en solidaridad con el gobierno de Buenos Aires, que entre 1971 y 1998 importó de Bolivia unos 4.000 millones de dólares en gas natural, y en momentos en que la Argentina enfrentaba una severa crisis energética, que llevó a recortar sus envíos a Chile y a Uruguay. Presa aún de esos conflictos, la Argentina importó en primer término 4,5 millones de metros cúbicos diarios de gas boliviano y en julio de 2005 acordó con La Paz elevar ese volumen a 7,7 millones.

• Críticas

La operación fue blanco de duras críticas a la administración de Mesa, cuestionada por una supuesta triangulación -«a más de 3 dólares» el millar de btu- del gas boliviano a Chile, país que mantiene con Bolivia un antiguo conflicto marítimo irresuelto desde el siglo XIX y cuya industria depende, en 65%, del gas argentino.

La negociación con la Argentina sobre el precio del energético giraría en torno a la nueva Ley de Hidrocarburos
que elevó en Bolivia de 32% a 50% el pago de impuestos y regalías. García Linera dijo que en ella «se van a tratar todos los temas que sean necesarios para el bien del país».

Además de abordar el precio de los envíos de gas boliviano, en esas gestiones se
tratará la factibilidad de la construcción de un gasoducto con capacidad para transportar 20 millones de metros cúbicos diarios de gas, que recorrerá el nordeste del territorio argentino y por el cual se prevé, además, satisfacer las demandas de gas de Uruguay y de Paraguay.

Asimismo, las tratativas discurrirán sobre cooperación bilateral, desarrollo tecnológico e inmigración, explicó el vicepresidente electo de Bolivia. La Argentina es el principal destino de los emigrantes bolivianos, que suman alrededor de 600.000, por delante de España y de Estados Unidos.

• Intereses

En tanto, siguiendo su gira europea, Morales aseguró ayer que los intereses empresariales españoles en su país serán tenidos en cuenta por su gobierno y pidió que España impulse con inversiones la reforma social y educativa de Bolivia. Las empresas españolas «no tienen nada que temer» del futuro gobierno, pero España «tiene la responsabilidad de invertir» en Bolivia para promover el progreso, dijo Morales, que ayer finalizó su visita a Madrid.

Luego continuó con reuniones en Bruselas y en La Haya, una de ellas con el alto representante para la Política Exterior de la UE,
Javier Solana, quien le brindó apoyo, pero también le recordó la importancia de garantizar la seguridad jurídica para los inversores extranjeros.

«La seguridad jurídica es un tema fundamental. Es un país que necesitará dinero del exterior, inversiones extranjeras», dijo Solana tras recibir a Morales en un encuentro que calificó de «positivo» y en el que dejó claro que la UE «ayudará» a Bolivia en su reto de disminuir la pobreza.

Dejá tu comentario