Brasil mejor: elimina el déficit y reservas ya en u$s 75.000 millones

Economía

San Pablo (Reuters) - Brasil prevé eliminar en cuatro años el déficit presupuestario nominal (por el pago de intereses) desde su nivel actual de 3,5% del PBI, gracias al crecimiento de la economía y la baja de las tasas de interés, dijo ayer el ministro de Hacienda, Guido Mantega. Señaló, además, que espera que el crecimiento económico se acelere a alrededor de 5% anual en los próximos años.

La mayoría de los economistas confía en que el PBI de Brasil se expanda en alrededor de 3,5% el año que viene. «En los próximos cuatro años, estamos preparados para una expansión más robusta», dijo Mantega. «Como hemos alcanzado un nivel de inflación bajo, no son necesarias las tasas de interés altas», agregó.

Alrededor de 43% de la deuda doméstica del país de 1.030 billones de reales (483.000 millones de dólares) está vinculado a la tasa de interés referencial del Banco Central, Selic, que ha caído 5,5 puntos porcentuales en el último año, a 14,25%. Mantega es un asistente clave del presidente Luiz Inácio Lula da Silva, quien busca la reelección en la segunda ronda de los comicios de Brasil el 29 de octubre, cuando enfrentará al opositor socialdemócrata Geraldo Alckmin. El gobierno también prevé extender más sus pagos de deuda en el futuro al caer las tasas. El secretario del Tesoro, Carlos Kawall, dijo ayer que el gobierno de Brasil espera vender bonos a 10 años con tasas de interés fijas el año próximo para mejorar el perfil de la deuda. Actualmente, los llamados títulos NTN-F tienen vencimiento a ocho años, en 2014.

  • Diferencia

    La única diferencia con el mandato de cuatro años que comenzó en 2003 sería la de disponer de bases para un « crecimiento más robusto» y una « política monetaria no tan rígida», señaló Mantega. «Si yo pudiera resumir esa política, diría que tiene como objetivo central el crecimiento de la economía con la generación de renta y empleo», manifestó.

    Mantega reiteró que no existe perspectiva de choques fiscal, monetario ni cambiario, en respuesta a Geraldo Alckmin, quien prometió un «shock de gestión» con cortes de gastos y mitigar la valorización del real que desata protestas entre los exportadores.

    En su opinión, es posible que la economía crezca a un promedio de 5% anual, con la expansión de la tasa de inversiones y sin riesgos inflacionarios. «Con las inversiones hechas hasta hoy, podemos crecer 5% al año sin generar inflación», dijo el ministro después de participar en la 46ª Asamblea General de la Federación Mundial de Bolsas, celebrada en esta ciudad. El ministro de Planificación, Paulo Bernardo, expresó, por su parte, que el gobierno discute la reducción de los gastos corrientes a un ritmo anual menor que el alza del PBI para lograr un mayor superávit fiscal primario, en un ajuste a 10 años de plazo.
  • Dejá tu comentario