Brasil mejor: le prestan a 30 años. Paga 8,8%

Economía

San Pablo (EFE, Reuters, AFP) - El gobierno brasileño captó ayer a baja tasa u$s 500 millones mediante la reapertura de una oferta global de bonos a 30 años que se hizo originalmente en enero de 2004. Los títulos, denominados Global 2034 fueron colocados con un «spread» (diferencial) de 440 puntos base en relación con los títulos de 30 años del Tesoro de Estados Unidos, referencia en la operación.

El precio unitario de los papeles fue de 94,125% de su valor de emisión, con un cupón de 8,250% anual, y darán a los inversores un rendimiento de 8,814% al año
, informó el Tesoro Nacional.

• Liderazgo

Con la emisión original del Global 2034, en enero del año pasado, Brasil había captado 1.500 millones de dólares con una tasa de retorno al inversor de 8,75% anual.

La operación de ayer fue liderada por los bancos Deutsche y Bear Stearns, y el volumen captado entrará en las reservas internacionales del país el próximo 2 de junio.
El gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva se había fijado como meta para este año la emisión de 6.100 millones de dólares en el mercado externo para financiar sus compromisos de deuda (u$s 6.117 millones), y con la de ayer queda muy cerca de alcanzar ese objetivo en apenas cinco meses.

Las emisiones de deuda de Brasil en este año suman u$s 5.500 millones, lo que significa que en los siete meses que faltan del año sólo tendrá que captar unos 600 millones de dólares más.

• Impacto

Por un lado el ingreso de estos fondos del exterior impactarán en la liquidez de la plaza cambiaria brasileña presionando a la baja la cotización del dólar -que ayer cayó a 2,41 reales-.

Pero además el mercado descuenta que al estar el gobierno muy cerca de satisfacer las necesidades de financiamiento de 2005, aprovechando la baja del riesgo país, ello redundará en que más empresas y bancos brasileños coloquen deuda en el exterior lo cual potenciará la fortaleza del real.

Cabe tener en cuenta que en la medida en que la prima de riesgo-país continúa en bajos niveles y con tendencia a bajar, ante la performance fiscal y económica del gobierno, el costo del financiamiento en el exterior para el sector privado disminuye induciendo así nuevas emisiones de deuda.

La última emisión de bonos con vencimiento en 2019, por parte del gobierno brasileño tuvo lugar el pasado 10 de mayo, también por un valor total de 500 millones de dólares.

Los analistas consideran que si bien estas colocaciones de deuda incrementan el stock de la deuda externa que hoy se ubica en los u$s 203.000 millones, al traer el gobierno dólares del exterior para pagar los vencimientos protege así la posición de las reservas internacionales del Banco Central que precisamente son, en parte, garantía de solvencia para los acreedores.

Dejá tu comentario