La Canasta Básica de Alimentos del conurbano tuvo en julio el menor aumento del año

Economía

La canasta utilizada para medir los límites de la indigencia, alcanzó el mes pasado un valor de $27.749,41 para una familia de cuatro integrantes.

La Canasta Básica de Alimentos en los barrios populares del conurbano bonaerense tuvo un julio el menor aumento en lo que va del año, con un alza del 0,86% respecto del mes anterior, según el relevamiento dado a conocer por el Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana (ISEPCi).

De esta manera, la canasta utilizada para medir los límites de la indigencia, alcanzó el mes pasado un valor de $27.749,41 para una familia de cuatro integrantes.

La entidad destacó la desaceleración en el incremento de los alimentos básicos, aunque advirtió que ello no es suficiente para impedir que los jubilados sean "la variable de ajuste del gasto público" y que los haberes previsionales mínimos están "muy lejos de alcanzar los incrementos que tuvieron los precios de los alimentos durante el último año".

ISEPCi realiza periódicamente la medición de los precios de alimentos básicos en los comercios de cercanía de una serie de barrios populares del conurbano bonaerense, que no forman parte del relevamiento habitual del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), que dará a conocer la variación de los precios de las canastas básicas alimentaria y total de julio el jueves 19 de agosto.

Los aumentos de julio en la medición del ISEPCi estuvieron liderados por los productos de almacén, que subieron 1,96% en el mes, en tanto las verduras y frutas aumentaron 0,37%. El rubro carnes, que en el primer semestre fueron los que más aumentaron dentro de los alimentos en general, tuvo un leve descenso de 0,29%.

Dentro de los productos de almacén, el mayor incremento del mes se dio en el dulce de leche, con un alza del 25,03% en relación con el nivel de junio, seguido por las lentejas (9,20%), las galletas saladas (8,33%), el arroz (6,25%), el queso crema (5,88%) y la yerba (5,56%).

En el caso de las frutas y verduras, sometidas por siempre a variaciones por estacionalidad, hubo subas del 9,09% en tomates y peras, pero también bajas como las del zapallo (-5,06%) y las naranjas (-11,11%). En cuanto a los cortes de carne, hubo bajas en la carnaza (-3,33%), el pollo (-2,50%), el asado (-1,47%) y la milanesa de nalga (-1,32%).

La desaceleración de los precios de la CBA fue destacada en el informe del director del ISEPCi, Isaac Rudnik, quien remarcó que "durante el primer semestre del año los precios de los alimentos de la Canasta Básica en los negocios de cercanía del conurbano bonaerense se incrementaron siempre por encima del 3% mensual".

En ese sentido, puntualizó que en marzo se alcanzó el máximo de 2020 con el 5,18%, en tanto el menor porcentaje del primer semestre tuvo lugar en junio, con el 3,07%.

En los primeros siete meses del año, la CBA tuvo un incremento del 23,97%, mientras que el incremento interanual fue del 50,61%, levemente inferior a la inflación proyectada para el mismo período.

Dejá tu comentario