Carne: la Mesa de Enlace va por una protesta, pero frigoríficos piden dialogar

Economía

Desde el Gobierno se fundamentó la extensión de la medida en "la tendencia de estabilización en los precios de la carne vacuna" en el mostrador.

Luego de la decisión del Gobierno de prorrogar las restricciones para la exportación de carne, los presidentes las patronales del campo decidieron avanzar con medidas de protesta aunque por ahora no se confirmó fecha ni modalidad. En tanto los representantes de la industria frigorífica pidieron una audiencia con el Ministro de Agricultura, Luis Basterra para buscar una solución al conflicto.

Durante un encuentro que tuvo lugar en la Sociedad Rural de Santa Fe, productores, dirigentes del sector ganadero y referentes de la industria frigorífica reclamaron al Gobierno la normalización de las exportaciones de carne y rechazaron la política ganadera llevada adelante por la administración nacional.

A partir de ahora las agrupaciones rurales debatirán puertas adentro las posibles medidas pero todo parece indicar que no habrá novedades hasta tanto se realicen las elecciones de medio término y recién en ese entonces se avanzará con un cese de comercialización de hacienda.

En las últimas horas y antes de que quedara caduca la medida impulsada por el Gobierno -que rige desde el 20 de mayo- que limita y establece un cupo para las ventas de carne al exterior, se definió prorrogar hasta el 31 de octubre próximo la restricción que pesa sobre los cortes vacunos.

Jorge Chemes, presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), indicó a Ámbito que “el Gobierno día a día genera más incertidumbre con el cierre de las exportaciones de carne y el daño que se genera en la cadena es irreversible. La medida no ha tenido el efecto de bajar el precio en el mostrador. Ya se había demostrado antes y ahora también. El problema es la inflación”. El titular de una de las entidades más combativas y que oportunamente se retiró de la discusión de un Plan Ganadero, agregó: “Pensábamos que iba a predominar el sentido común dentro del gobierno pero vemos que no lo hay. El Gobierno quiere confrontar, no quiere dialogar. Desde el mismo Gobierno se propuso discutir un plan de desarrollo ganadero y siguen las exportaciones cerradas. Es una provocación y quieren confrontar con el campo en lugar de dialogar”.

Del encuentro no participaron los “autoconvocados” que habían elevado a la Mesa de Enlace un pedido de protesta que propiciaba un cese de comercialización. Ariel Bianchi, referente de ese grupo de productores aseguró a Ámbito que “no levantar el cierre de la exportación sólo acelerará los tiempos para definir medidas. Rechazamos la prorroga que mantiene las exportaciones con cupos, porque quedó demostrado que no se logra nada positivo para el país”. Desde el Gobierno señalaron que la medida se prorrogó para consolidar “la tendencia de estabilización en los precios de la carne vacuna”. Al mismo tiempo, pese a datos negativos respecto al año pasado, en la Casa Rosada enfatizan que las exportaciones de carne “no están cerradas y que se está exportando muy por encima del promedio histórico”. Desde que implementó el cupo para las exportaciones de carne el 20 de mayo, el Gobierno monitorea de forma permanente el comportamiento de las ventas externas. Según el último dato consolidado, en julio se exportaron u$s 194 millones en carne bovina. Fuentes oficiales reconocen que esta cifra implica una caída del 16% respecto a lo exportado en julio de 2020, y también está por debajo del mismo mes de 2019, pero enfatizan que “es mayor al promedio histórico”, lo que muestra una dinámica positiva.

Según los datos del INDEC y del Instituto de la Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA) el monto exportado en julio fue un 11% mayor a las ventas externas de julio de 2018, un 71% más que julio de 2017, un 135% más que julio de 2016; y un 172% más que julio de 2015.

Posturas en la cadena

Desde el sector de los frigoríficos, Javier Peralta, Secretario de la Federación de Industrias Frigoríficas Regionales Argentinas (FIFRA), confirmó que “la prorroga no hace más que agravar la crisis que atraviesa la industria. Todos nos estamos perjudicando, por un lado tenemos problemas con los productores porque cae el precio que reciben por la hacienda y también pierden los trabajadores, porque con las reglas actuales pierden entre el 30 y 40% de sus ingresos”.

Tras la reunión de la Mesa de Enlace con productores, hubo otro encuentro con la Cadena de la Carne, donde no todos están de acuerdo en apoyar un cese de comercialización. Es que todos los eslabones -consignatarios, matarifes, frigoríficos- se verían afectados mientras los productores podrían continuar trabajando tranqueras adentro. Según informes privados, desde que comenzaron las intervenciones en el mercado de la carne la industria perdió más de 110 millones de dólares por mes. Para Peralta, la continuidad de las resoluciones oportunamente anunciadas “es una medida electoralista, porque le hicieron creer a la gente que la carne es cara porque se exporta y eso no es así”. Mientras tanto, desde el gobierno sostienen que gracias a las limitantes en la venta de carne al exterior se logró frenar el aumento y estabilizar el precio de la carne en el mostrador.

Dejá tu comentario