En marzo hubo fuerte repatriación de capitales: u$s253 millones

Economía

Entre el cepo y el atractivo del carry trade los inversores locales trajeron fondos del exterior y vendieron más billetes. El balance del primer trimestre arroja un nivel de atesoramiento negativo.

En marzo pasado, por primera vez en el año, las personas físicas residentes no solo no “fugaron” sino que repatriaron capitales. Lo hicieron por u$s253 millones. Se trata del mayor ingreso neto de fondos desde fines de 2016 cuando fue el blanqueo del Gobierno de Cambiemos. Vale señalar que suelen haber registros de este fenómeno, en un país netamente emigrante de capitales, en los meses de diciembre por temas impositivos. Así a fin de 2020 hubo ingresos netos por u$s89 millones y un año antes por u$s153 millones.

De modo que entre el súper cepo cambiario y demás restricciones, la pandemia y las apuestas al carry trade (venta de divisas para posicionarse en activos en pesos) la “Formación de activos externos del sector privado no financiero -FAE-” o como se lo conoce habitualmente, atesoramiento o fuga de capitales, fue negativa, es decir que en lugar de sacar divisas fuera del sistema, los argentinos ingresaron fondos del exterior. Esto no quiere decir que no hubo personas que compraron divisas o que fugaron, sino que fue más lo que vendieron o entró que lo que compraron o salió fuera del sistema. Algo que seguramente se revertirá en los próximos Balances Cambiarios solo con ver el comportamiento del mercado cambiario de las últimas semanas, sobre todo, por la reversión del carry trade.

Los datos que surgen del Balance Cambiario de marzo 2021 muestran además que el atesoramiento fue negativo en todos sus factores. Algo que no ocurría desde 2013. Porque el FAE contabiliza el atesoramiento en “billetes” (compraventa de billetes, retirando el efectivo o depositándolo en una cuenta local en moneda extranjera o vía home banking) y en “inversiones directas y otras, en el exterior (compraventa de activos extranjeros, e inmuebles en el exterior) y hasta el otorgamiento de préstamos a no residentes.

En marzo pasado, el FAE negativo de u$s253 millones se conformó entonces por “transferencias netas de divisas recibidas desde cuentas propias del exterior” por u$s209 millones (que fueron casi totalmente explicadas por acreditaciones en cuentas locales en moneda extranjera, “canjes”) y por “ventas netas de billetes” por u$s44 millones. El BCRA explicó que las transferencias fueron recibidas por el “Sector Real” por u$s19 millones, por “Inversores institucionales y Otros” por u$s11 millones y por las “Personas Humanas” por u$s179 millones (en este caso, contra créditos en cuentas locales en moneda extranjera, “canjes”, con efecto neutro en el resultado de las operaciones de cambio). Además el FAE del primer trimestre es el primero de toda la serie histórica (desde 2003) que arroja un resultado negativo: u$s152 millones. Por ejemplo el primer trimestre de 2020 registró un saldo positivo de u$s285 (el más bajo de los últimos años).

En cuanto al resultado de billetes se explicó por ventas netas de personas jurídicas y otras por u$s103 millones, parcialmente compensadas por las compras netas de las personas físicas por u$s59 millones. Al respecto, las personas físicas compraron billetes por u$s69 millones, un 30% menos que en febrero, y efectuaron ventas por u$s10 millones. Si bien la cantidad de compradores (363.000, unos 174.000 menos que el mes previo) superó al número de vendedores (50.000) el monto promedio vendido fue mayor al comprado: u$s203 vs. u$s189.

Según el Balance Cambiario de marzo, las personas físicas registraron compras netas de moneda extranjera por u$s175 millones, básicamente para gastos efectuados con tarjetas por consumos con proveedores no residentes (u$s108millones, cayeron un 24% interanual en un marco de continuidad de restricciones en las fronteras) y para atesoramiento (u$s59 millones de billetes (-36% frente a febrero). Mientras que los “Inversores Institucionales y otros”, tanto residentes como no residentes, registraron compras netas por u$s96 millones. Dentro de este grupo se encuentran fondos de inversión, fondos de pensiones, fondos de cobertura, compañías de seguros y otras personas jurídicas no incluidas en las clasificaciones anteriores, tanto residentes como no residentes.

Dejá tu comentario