12 de noviembre 2008 - 00:00

Como el cine, la literatura también merece festivales

Literatos ante el público: el mexicano Mario Bellatín y el peruanoSantiago Roncagliolo durante la presentación, ayer,del nuevo Festival Internacional de Literatura de BuenosAires (Filba).
Literatos ante el público: el mexicano Mario Bellatín y el peruano Santiago Roncagliolo durante la presentación, ayer, del nuevo Festival Internacional de Literatura de Buenos Aires (Filba).
"Los festivales de literatura, como el que se hace en el Malba, ayudan a hacer visible a la gente que está escribiendo, que está publicando. Y lo importante es que circule información, que circulen los libros y sus autores. Los festivales son un espacio donde conversamos con la gente le permite saber que están haciendo en este momento un conjunto de autores, y a nosotros nos sirve para saber como somos leídos. Tienen algo de la ferias comerciales, y en algún punto se le parecen. En mi caso, es el momento en que salgo del estudio en donde vivo encerrado inventándome cosas, y me enfrento con los lectores, y se que pasa realmente con lo que he escrito", señaló Santiago Roncagliolo, escritor peruano residente en Barcelona (cuyas novelas han sido elogiadas por Mario Vargas Llosa) al tener que realizar, junto con el mexicano Mario Bellatín, de forma improvisada ayer al mediodía, la conferencia de prensa de apertura del Festival Internacional de Literatura de Buenos Aires (filba), en lugar de Gianni Vattimo demorado, según se dijo, en algún aeropuerto de Italia.

Los organizadores aseguran que hoy, a las 19.30, Vattimo, filósofo que pasó de promotor del «pensamiento debil» como clave de la posmodernidad a realizar un retorno al cristianismo cercano al pensamiento de Rene Girard, inaugurará el festival a las 19.30 con una conferencia sobre «Interpretación, diálogo, dominio».

  • Surgimiento

  • «Este festival surgió hace más de dos años de un conjunto de comprobaciones. Notábamos desde Malba literatura -que dirige María Soledad Constantini, y que yo coordino- que en esta ciudad, tan rica culturalmente y tan atractiva para los escritores que vienen, y que se apasionan con la idea de volver, que hay festivales internacionales de cine, de música, de tango, de teatro, faltaba uno de literatura. Lamentábamos que en otros lugares del mundo los hubiera, que fueran muy exitosos, y que acá no tuviéramos nada semejante. Así que decidimos sumar al panorama cultural de la Argentina una verdadera fiesta de la literatura. Y pronto se fueron uniendo otras personas para hacer la idea posible, como Pablo Braun, el creador del conjunto librero y editorial Eterna Cadencia, desde la codirección y coordinación general del encuentro», explica Mariana Sández, responsable de Proyecto y Dirección de Programación del Filba.

    Como en el Festival que se inicia hoy, y continúa hasta el domingo 16 inclusive, habrá conferencias, entrevistas, debates, rincones de lectura, shows de narración oral, performances y proyecciones de video poesía, se lo relaciona de inmediato con los actos culturales de la Feria del Libro. «Nosotros no tuvimos a la Feria del Libro como referente, sino a Festivales de Literatura que hay en otros países. Lo importante en este caso no son los libros sino los autores. No hay en el Filba una base comercial, no habrá stands. Acá los protagonistas son los escritores. Vimos que en otros festivales, como los Hay Festival de Literatura (que surgio en Gales, y luego paso exitosamente a España y Colombia) o el Cosmopolis que hace un argentino en Barcelona, se da a los lectores la posibilidad de acercarse a un escritor y charlar con el mano a mano. Alan Pauls cuenta que en festivales se cruzó con Coetzze, con Pamuk que iban charlando con lectores. Algo clave es el encuentro y dialogo con escritores de diversos países», sostiene Sández.

  • Programación

    Durante cinco días el Filba reunirá a ochenta escritores, críticos y poetas. Entre los extranjeros se destacan Arnaldo Antunes, Mark Axelrod, Mario Bellatin, Nicolás Buenaventura, Alberto Fuguet, Claire Keegan, Nicole Krauss, William Ospina, Edmundo Paz Soldán, Tomasz Piatek, Santiago Roncagliolo, Gianni Vattimo, Juan Villoro. Entre los argentinos, Leopoldo Brizuela, Abelardo Castillo, Edgardo Cozarinsky, Jorge Fondebrider, Carlos Gamerro, Sylvia Iparraguirre, Martín Kohan, Alan Pauls, Guillermo Piro, Beatriz Sarlo, Miguel Vitagliano.

    El primero de los temas a tratar, en este Festival que lleva como lema la palabra «Circuitos», es el denominado cartografías literarias, que tratará de «el viaje como móvil de cambio personal e intercambio cultural, el itinerario como actitud vital que se refleja en la construcción de una identidad, las migraciones románticas, los exilios políticos, las rutas familiares y las búsquedas profesionales. Se hablará de los escritores que viven viajando, que viajan escribiendo, que escriben como si viajaran.

    Escritores que traducen o que escriben en una lengua extranjera; que tematizan el viaje en la escritura, que confieren un vivo protagonismo a las ciudades o que en su obra evocan lugares que imaginaron pero jamás conocieron»,
    es la propuesta de los organizadores.

    Otro segmento debatirá acercade las «Herramientas de la ficción» yendo de la escritura creativa a la literatura en vivo, y pasando por la relación de la literatura y los medios. Será un «ir de las aulas académicas en las que se enseña a escribir, a los circuitos callejeros alternativos, a los bares y los parques donde se programan recitales de poesía; pasando por los teatros y centros culturales en los que se desarrollan certámenes de cuentacuentos o performances; del periódico al libro y del libro a Internet, a los blogs».

    Se ha programado un homenaje al polígrafo chileno Roberto Bolaño, ha cinco años de su muerte, por ser hoy para muchos escritores «el mejor y más influyente novelista de su generación». Roberto Bolaño, que fue infatigable viajero, acostumbraba a señalar como hitos de su construcción como escritor a Chile, su país de origen, Buenos Aires donde descubrió en Cortázar, Borges y Bioy una forma distinta de narrar y su entusiasmo por los sarcasmos y las polémicas, México, adonde se exilió y estableció su destino literario, y Barcelona, donde formó una familia y escribió sus obras más trascendentes.

    Habrá, además, diálogos con y entre autores argentinos («muy pedidos por el público») y entrevistas con narradores sobre el recorrido de sus obras. Entre los muchos espectáculos que ofrece el Filba se consideran imperdibles los de narración oral que mañana protagonizaran el colombiano Nicolás Buenaventura y, luego, la argentina Ana Padovani, a partir de las cinco de la tarde.

    Las actividades programadas por el Filba se desarrollarán en diferentes espacios del Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires, de Figueroa Alcorta 3415, entre las 14 y las 23 horas, en el auditorio principal con capacidad para 220 personas; en el auditorio externo (una enorme carpa montada en Plaza Perú) con capacidad para 400 personas y el rincón de lecturas, con capacidad para 50 personas.

    El proyecto del Malba es que el Festival Internacional de Literatura en Buenos Aires se realice cada dos años, los organizadores comentan que ya han comprometido, entre otros, al sudafricano J.M. Coetzee y al italiano Alessandro Baricco para el Filba 2010, el Filba del Bicentenario.
  • Dejá tu comentario

    Te puede interesar