Construcción: piden no suspender las obras ante eventuales restricciones

Economía

La Cámara Argentina de la Construcción salió al cruce de una hipotética suspensión de actividades del sector. "Debe mantenerse la continuidad de los trabajos en obra" debido a su importancia como fuente de empleo "sin que ello agrave la situación sanitaria", señalaron.

La Cámara Argentina de la Construcción (CAMARCO) salió al cruce de una hipotética suspensión de actividades del sector por el crecimiento de casos de Covid-19 a nivel nacional y sostuvo que “debe mantenerse la continuidad de los trabajos en obra” debido a su importancia como fuente de empleo, “sin que ello agrave la situación sanitaria”.

En un comunicado, CAMARCO enfatizó que la continuidad de la actividad no está ligada al aumento de contagios y remarcó que las obras deben seguir en funcionamiento “en todas las jurisdicciones del país, dada su importancia como fuente de trabajo y de actividad”.

“Esta posición se encuentra justificada por la baja incidencia de contagios en el sector, a lo largo del año 2020, en que la obra pública funcionó plenamente”, explicaron y resaltaron que “el reinicio paulatino de la obra privada en las distintas jurisdicciones, a lo largo de 2020, no mostró un incremento de contagios en las zonas donde esa actividad se reinició”.

Siguiendo esa línea, la cámara que nuclea a las empresas más importantes del sector de la construcción manifestó que la baja cantidad de casos en las obras muestra “la efectividad de los protocolos vigentes”, es decir aquellos que afecta a la seguridad e higiene dentro del ámbito laboral. Estos, explicaron, fueron acordados con el gremio del sector, posteriormente convalidados por Trabajo y la SRT y se encuentran vigentes desde abril del año pasado.

Respecto a la cantidad de positivos por Covid-19 registrados en el sector, cifras de la Superintendencia de Riesgo de Trabajo reveló que hubo 7 mil trabajadores contagiados. Sin embargo, la mayor parte de ellos fueron “detecciones en puerta de obra de contagios producidos fuera del ámbito laboral”.

El volumen de contagios en dicho ámbito “muestran una incidencia de los contagios significativamente baja, y más baja aún los contagios en obras, teniendo en cuenta que la industria de la construcción cuenta con más de 300 mil trabajadores activos en todo el país”, enfatizaron desde la cámara.

Además de los protocolos, que obligaron a adecuar el contexto laboral de las obras, las empresas debieron sumar elementos de protección para los trabajadores “que contribuyeron a mejorar la integridad psicofísica en su conjunto”. Asimismo, resaltaron la importancia de la capacitación permanente de los trabajadores, la cual “jugó un papel de gran importancia en materia de prevención”.

Una de las cuestiones a analizar a la hora de hablar de contagios en el ámbito laboral tiene que ver con el traslado de los empleados hasta el lugar de trabajo. En ese sentido, desde CAMARCO negaron que incida en el transporte público ya que, según dijeron, “los empleadores han tomado a su cargo el traslado de personal hasta las obras, por medios particulares, regulado también por un Anexo a los citados Protocolos”.

Ante ello, volvieron a remarcar que, debido a la poca influencia del sector en el aumento de contagios, no se debe frenar la actividad de la construcción “ya que no representa un foco de contagios, sino, por el contrario, una fuente de ingresos para trabajadores y para una amplia cadena de proveedores y prestadores de servicios”.

Dejá tu comentario