Darán poder a gremios en quiebra de empresas

Economía

El gobierno sigue priorizando su alianza con los gremios por encima de la seguridad jurídica requerida para crear necesarios puestos de trabajo. Un conjunto de iniciativas y sentencias judiciales surgidas en el último tiempo complica a las empresas. Parece ahora que no fue suficiente con el fallo de la Justicia que da poder al empleado de una empresa que presta servicios tercerizados para elegir a quién puede demandar. Tampoco con el proyecto que modifica la ley de ART que abre nuevamente la puerta a la industria del juicio en los casos de accidentes de trabajo y afecta más los costos. En una semana seguramente se convertirá en ley otra iniciativa preocupante: las deudas laborales de una quiebra o concurso saldrán del Fuero Comercial para ser negociadas ante la Justicia del Trabajo. Fue siempre un reclamo esgrimido por los sindicatos que ahora convalida un proyecto del gobierno. Llegará a votarse de la mano del titular de la CGT, el camionero Hugo Moyano: Kirchner le entregó la presidencia de la Comisión de Legislación del Trabajo de Diputados que desde ahora ocupará su abogado, Héctor Recalde. El cambio parece insignificante pero no lo es: perjudicará seriamente la solución de los concursos a empresas al obligar a pagar los juicios laborales inmediatamente y fijar un cupo mensual para hacer frente a todos los costos relacionados. Las principales afectadas, una vez más, las pequeñas y medianas empresas.

Los sindicalistas podrán conseguir la semana próxima la sanción de una ley en el Congreso por la que esperan hace muchos años. Será cuando en Diputados se emita el dictamen primero y se vote luego una modificación a la Ley de Quiebras pedida por el gobierno que, entre otros puntos, dispone que, en el caso de quebrantos o concursos, los juicios laborales que debe enfrentar la empresa se tramiten ante la Justicia del Trabajo y no queden en la órbita del fuero Civil y Comercial junto con el resto de la quiebra como hasta ahora.

El proyecto ya fue sancionado en el Senado e incorpora, además, la obligación de que el juez de la causa liquide anticipadamente en una quiebra los fondos que estén disponibles para el pago de créditos laborales
.

• Ingreso garantizado

Es decir que en casos de quiebra acelera el cobro para los trabajadores, aunque éstos ya tuvieran el privilegio de pago por encima de cualquier otro acreedor. Les garantiza, además, que, en caso de concurso, mantengan un ingreso por parte de la empresa.

El proyecto está fundamentado, además, en un pedido del fuero Comercial para descomprimir la cantidad de causas que allí se tramitan pero, en realidad, responde al mismo tiempo a un viejo reclamo sindical.

La reforma responde al simple principio de mantener en el fuero laboral
los créditos que una empresa concursada tiene con sus trabajadores para mantenerlos alejados del juez principal de la quiebra. Beneficiará tanto a sindicalistas acostumbrados a manejarse en ese fuero como pez en el agua, como a los abogados laboralistas que, en general, deben litigar en situaciones más complicadas en el fuero comercial, aunque sus defendidos tengan privilegio de cobro. Es claro, además, que la división de las causas, en contra de mantener como fuero de atracción de las causas laborales al principal donde se sustancia la quiebra, complicará los acuerdos de empresas que buscan salir del concurso.

• Puntos claves

Pero ése no es el único cambio que se introduce en la Ley de Concursos y Quiebras. Hay dos puntos claves que se están modificando:

La posibilidad de que los jueces ordenen de oficio el pago de las deudas laborales que se encuentran en condiciones de ser abonadas, más allá de la petición que haga la defensa del trabajador. En diez días, el síndico deberá hacer un estudio de los créditos laborales denunciados en la quiebra y, si cumplen los requisitos, deberádirectamente ordenar al juez el pago.

Además, más allá de la existencia de fondos disponibles y del resultado de la explotación en caso de concurso de una empresa, al trabajador se le deberá asignar un porcentaje del ingreso bruto que ésta tiene, para atender los créditos laborales previos a ese concurso y el síndico deberá informar mensualmente al juez la evolución de Desde hoy, el bloque del Frente para la Victoria comenzará a negociar la votación del proyecto. La idea del oficialismo es tratar la iniciativa el próximo miércoles, pues si no se aprueba antes del 28 de febrero, pierde estado parlamentario, ya que fue sancionado por el Senado hace más de dos años.

El presidente del bloque PJ, Agustín Rossi, anunció que se acelerará la conformación de la Comisión de Legislación del Trabajo, que presidirá el abogado laboralista Héctor Recalde, mano derecha de Hugo Moyano, para que el martes emita dictamen y luego pueda bajar el proyecto al recinto.

Dejá tu comentario